España: Cada día fallecen dos personas en accidentes laborales

Lunes, 09 Noviembre 2015 13:39
Valora este artículo
(0 votos)

Los accidentes laborales se han cobrado la vida de 386 personas hasta agosto de este año. Una cifra que representa un aumento del 4% respecto al 2014. En concreto, han fallecido 15 personas más que en el mismo periodo del año pasado. Para calibrar mejor las dimensiones de este serio problema, las cifras revelan que cada día dos personas mueren en accidentes laborales en España, según el informe presentado ayer por UGT con motivo del 20 aniversario de la aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La mayoría de los fallecimientos de este año, hasta 152, se produjeron en el sector servicios, lo que supone un incremento del 7%. Sin embargo, es en la industria donde se concentra un mayor aumento de esta tragedia con 88 muertes, un 33% más que en el ejercicio anterior. En la construcción perecieron 45 trabajadores y 37 en el sector agrario -el único en el que se produce un descenso significativo del 32% con 18 fallecidos menos-.

En cualquier caso, si se compara la evolución a más largo plazo la tendencia es positiva. Así, mientras que en 1995 -año de la aprobación de la ley de prevención- el índice de accidentes mortales por cada 100.000 trabajadores se situaba en 10,1 en 2014 se redujo a 3,4.

Respecto al número de accidente laborales totales, en los primeros ocho meses del año el número aumentó un 5,5% hasta alcanzar un total de 805.262. Un 42% de esa cantidad, es decir, 339.190 siniestros causaron la baja del trabajador frente a los 311.977 del mismo periodo del año anterior. Más en concreto, 294.370 accidentes se produjeron en la jornada laboral y otros 44.820 'in itinere' -al ir o volver de su lugar de trabajo-. También se notificaron otros 466.072 accidentes que no supusieron la baja del empleado, lo que representa otro incremento del 3,4% con respecto al mismo periodo del 2014. Es decir, 15.111 accidentes más de carácter leve.

Por sectores, la industria manufacturera es la que acumula más nivel de siniestralidad con resultado de baja al alcanzar los 53.110 casos, un 9,6% más que hace un año. Le sigue el comercio y la reparación de vehículos a motor con 41.859 accidentes. Sin embargo, los mayores incrementos son los registrados en el sector de la construcción (14,7%) y en el suministro de agua, saneamiento y gestión de residuos (13,7%).

El estudio también recoge la tipología de los accidentes. En este sentido, destaca que la mayoría se produjeron por un choque contra objetos en movimiento (12,7%), seguido de un contacto con un agente material cortante, punzante o duro (11,1%). Después, el choque o golpe contra un objeto inmóvil (8,1%) y el sobreesfuerzo físico sobre el sistema musculoesqueléticos (7,8%). Para UGT estos datos demuestran que «no se están poniendo medidas preventivas o que las utilizadas por las empresas para evitar daños a la salud no son las adecuadas».

Enfermedades laborales

Por otra parte, el estudio también analiza la evolución de las enfermedades profesionales, es decir, aquellas relacionadas con el puesto de trabajo. En 1995, cuando se aprobó en España la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se reconocían 6.459 enfermedades. Diez años más tarde el número aumentó hasta 30.030 y en el 2007 se redujo a la mitad, cifra que se ha mantenido similar hasta la actualidad. Así, entre enero y septiembre de este año se han declarado 14.517 enfermedades profesionales, un 13% más que hace un año. Esto supone que cada día 67 personas son víctimas de una enfermedad relacionada con el trabajo. En este sentido, se declaran más enfermedades profesionales sin baja (7.748) que con baja (6.769).

Las enfermedades más frecuentes son las causadas por agentes físicos, seguidas de las enfermedades de la piel, las respiratorias y por último las causadas por agentes biológicos. Durante las dos décadas que lleva en vigor la normativa el mayor peso de la enfermedad profesional recae en el sector servicios (49.8%), seguido de la industria (42%).

Desde UGT reconocen que el balance de los veinte años de vigencia de la ley de prevención es positivo porque se ha producido un descenso en el número de accidentes. Sin embargo, advierten de que el principal factor que lleva a las empresas a cumplir con la norma es el de evitar la sanción. Por eso concluyen que «la prevención en España es formal y no real». Por otra parte, el sindicato también señala que uno de los problemas actuales más frecuentes tiene que ver con la «creciente carga mental y emocional que soportan los trabajadores» en unas jornadas laborales cada vez más «incompatible con la vida personal y familiar». Como consecuencia de todo esto «los problemas psicológicos se hacen cada vez más comunes».

Entre las distintas medidas que propone UGT está la de implementar el cuadro español de enfermedades con la lista de Enfermedades Profesionales aprobado por la OIT.



Inicia sesión para enviar comentarios