OIT: Fomentar el respeto de las normas en el lugar de trabajo a través del diálogo social

Jueves, 29 Octubre 2015 19:25
Valora este artículo
(1 Voto)

GINEBRA (OIT Noticias) – El cumplimiento de la legislación va más allá de la mera implementación de las leyes en el lugar de trabajo, sin embargo este es un concepto que no suele verse reflejado en las cadenas de suministro. Yousef Ghellab, Jefe de la Unidad de Diálogo social y Tripartismo de la OIT, explica qué puede hacerse para progresar en esta materia.

Las dificultades en el cumplimiento de las normas en el lugar de trabajo son numerosas. El sector informal en muchos países es un obstáculo para garantizar la aplicación de la legislación.

Pero, aún en la economía formal, controlar físicamente los cientos de miles de lugares de trabajo plantea diferentes problemas para los organismos de inspección del trabajo. Además, dado que las cadenas de suministro traspasan las fronteras y se extienden hacia todos los rincones del mundo, los enfoques nacionales no son siempre la mejor estrategia. Un diálogo social eficaz entre gobierno, trabajadores y empleadores puede contribuir a fomentar el respeto de las normas y a mejorar los lugares de trabajo.

“El cumplimiento de la legislación es más que la aplicación de las leyes, se trata también de crear un lugar de trabajo donde hay cooperación entre la dirección y los representantes de los trabajadores, y donde sean respetados los principios y derechos fundamentales en el trabajo”, precisó Yousef Ghellab, Jefe de la Unidad de Diálogo social y Tripartismo de la OIT.

Los Consejos Económicos y Sociales y otras instituciones similares (CES e IS) pueden desempeñar un papel decisivo en la promoción de la aplicación de las normas en el lugar de trabajo, incluso en las cadenas de aprovisionamiento. En la mayoría de los casos, los CES- IS trabajan en la misma línea que la OIT, proporcionando un foro para el diálogo social entre trabajadores, empleadores y gobierno.

Pero según Ghellab, la cuestión del cumplimiento de la legislación no siempre es percibida como un elemento integral de su función: “Estas instituciones tienden a concentrarse en otros temas, (sin embargo la OIT considera) que el cumplimiento de las normas es una cuestión nacional, en tanto que está relacionada con el desarrollo, una cuestión que merece la atención del gobierno y de las organizaciones de trabajadores y de empleadores en el más alto nivel”.

La Conferencia internacional que se lleva a cabo esta semana en Amsterdam tiene por objetivo poner de manifiesto la importancia del cumplimiento de la legislación para los CES-IS. En vísperas de la conferencia, la OIT encuestó a los CES-IS a fin de estimar las actitudes globales hacia la importancia del cumplimiento de las normas.

El desafío de las cadenas mundiales de suministro

Mientras que la mayoría de las leyes y reglamentaciones que rigen el cumplimiento son de carácter nacional, la naturaleza internacional de las empresas multimacionales significa que un enfoque simplemente legalista, que depende del gobierno para hacer respetar las leyes laborales nacionales, es insuficiente con respecto a lo que se necesita.

El diálogo social debe ir más allá de la cuestión de la aplicación de la legislación laboral y promover dentro de la cultura del trabajo del reconocimiento de la importancia de incorporar las normas internacionales del trabajo.

Según Ghellab, las ventajas del respeto de las normas y de los convenios colectivos no siempre llegan hasta las cadenas de suministro. “Crear lugares de trabajo seguros y sanos es rentable para las empresas”, señaló.

Marcar la diferencia a través de los CSE-IS y el diálogo social

La fuerza relativa de los CSE-IS varía de un país a otro y de una región a otra, pero en muchos lugares influyen en la toma de decisiones. Por ejemplo, uno de los organizadores de la conferencia de este año, el Consejo Económico y Social de los Países Bajos (SER) contribuyó de modo significativo al asesorar a su gobierno en la elaboración de políticas en materia de cumplimiento de la legislación en las cadenas mundiales de asesoramiento. Además, el SER ha intervenido directamente en las empresas a través de las organizaciones de empleadores afiliadas.

“El SER tiene una buena experiencia de trabajo con las empresas multinacionales neerlandesas al garantizar que se respeten las leyes en las cadenas de aprovisionamiento y cumplan con las normas internacionales en sus actividades”, explicó Ghellab.

El tema “Reforzar el cumplimiento de las normas en el lugar de trabajo mediante la inspección del trabajo” fue identificado por la OIT como una esfera de importancia decisiva. En este contexto, han sido implementadas diversas iniciativas piloto de diálogo social, que involucran a los Consejos Económicos y Sociales y a otros organismos tripartitos, para mejorar el cumplimiento de las normas.

En Vietnam, por ejemplo, el gobierno y los interlocutores sociales adoptaron un acuerdo tripartito en materia de acoso sexual en el lugar de trabajo. En Haití, los expertos de la OIT apoyaron el establecimiento de una mesa redonda para el diálogo social, un foro que tiene la finalidad de fortalecer las relaciones laborales y abordar las cuestiones relacionadas con las condiciones de trabajo y la competitividad en la industria textil del país.

“Es mucho lo que se puede hacer a fin de garantizar que el objetivo del cumplimiento de las normas sea asumido”, agregó Ghellab.

La conferencia, titulada “Promover el cumplimiento de las normas en el lugar de trabajo incluso en las cadenas mundiales de suministro: El papel de los Consejos Económicos y Sociales y otras instituciones similares ”, tendrá lugar el 29 y 30 de octubre en La Haya.

Inicia sesión para enviar comentarios