SUTEL: "Las trabajadoras y trabajadores de ANTEL no le tenemos miedo a la competencia, sino a la destrucción de la empresa"

Lunes, 01 Abril 2024 19:49
Valora este artículo
(1 Voto)

Ante las recientes decisiones del Poder Ejecutivo y la Ursec, que continúan otorgando licencias para proveer datos e internet a distintos operadores, las trabajadoras y trabajadores de Antel, organizados en el Sindicato Único de las Telecomunicaciones (SUTEL PIT-CNT), queremos realizar las siguientes precisiones:

1. El mercado de datos fijos en nuestro país significó en el año 2022 (de acuerdo a los números publicados por la Ursec) la friolera de 18.261 millones de pesos, algo más de 468 millones de dólares. En tanto el primer semestre de 2023 registró un aumento del 5% respecto a igual período de 2022 es fácil suponer que el año pasado cerrará alcanzando y superando la cifra de 500 millones de dólares.

2. De ese mercado, Antel tiene el 99% del total de servicios, alcanzando nada menos que cerca de 1.140.00 conexiones de banda ancha fija en todo el territorio nacional, cerca de 1.100.000 por hilo y el resto de manera inalámbrica. De estos servicios por hilo, más del 90% corresponde a fibra óptica, teniendo una de las redes más extendidas de todo el planeta, superando incluso a varios de los países más desarrollados del mundo.

3. Los datos (fijos y móviles) son el único sector de las telecomunicaciones en franco ascenso, en detrimento de la telefonía, la mensajería de texto, la larga distancia internacional y otros servicios conexos. Los datos son ya el presente y el futuro de las telecomunicaciones y el advenimiento de la inteligencia artificial no hace más que potenciar esta realidad tangible.

4. La coalición de gobierno impulsó (primero en la LUC y luego en el proyecto de Ley de Medios) que se hiciera obligatorio para Antel compartir su infraestructura, en particular la fibra óptica (tan resistida en su momento por los mismos que ahora se sacan fotos al lado de cada nueva conexión). Sin embargo, no obtuvieron los votos necesarios porque entre los propios parlamentarios oficialistas hay comprensión de lo inconveniente que esa medida sería para el patrimonio y la soberanía nacional.

5. En la Rendición de Cuentas de 2022, sin embargo, se aprobó la modificación del artículo 56 de la Ley 19.307 de Servicios de Comunicación Audiovisual que le permite ahora a los operadores de TV para abonados que utilizan la modalidad de cable a ingresar en el jugoso mercado de los datos.

6. El argumento fundamental para otorgar este derecho a los operadores de TV para abonados era la precaria situación en la que se encontrarían algunos cableros chicos en zonas rurales; sin embargo, tanto el Poder Ejecutivo como la Ursec iniciaron la temporada de franquicia de autorizaciones con las grandes empresas que sirven a Montevideo y las capitales del interior.

7. Adicionalmente, se le ha otorgado licencia de datos a multinacionales como Flow (antes llamada Cablevisión) y más recientemente a la empresa norteamericana Starlink, que brinda servicios de internet satelital. Incluso el anterior ministro de Industria, Energía y Minería Omar Paganini declaró que veía perfecto que se le diera también licencia de datos a DirecTV y a cualquier otra empresa que lo solicitara.

8. No es cierto que estas licencias iban a redundar en una mejora de la calidad de servicio y la disminución de las tarifas. Todo lo contrario, los operadores que se han sumado ofrecen los mismos precios por paquetes de servicios similares a los de Antel, sin competir entre ellos y solamente buscando “raspar la olla” en las zonas que ya están servidas por fibra con Antel.

9. Mientras tanto, el gobierno le ha exonerado de los impuestos de importación a los canales de TV y empresas de cable para traer equipos, materiales y herramientas para instalar fibra óptica, mientras que Antel debe pagar todos los tributos para poder hacer lo mismo. Pero no solamente se les brinda esa facilidad, sino que también les pagamos más de un millón de dólares anuales a cada uno de los canales de aire de Montevideo (los mismos que ahora son nuestra competencia), totalizando diez millones en tres años.

10. Mientras le damos esas facilidades a los grandes capitales nacionales y a las multinacionales que buscan competir con Antel, se le impide a la empresa de todas y todos los uruguayos que genere contenidos y que sea parte de la promoción de la cultura y el deporte, lo que le permitiría fidelizar clientes e incluso obtener ingresos por esas vías.

11. En las últimas horas, nos enteramos por el director de Antel en representación del Frente Amplio, Daniel Larrosa, que el Directorio está considerando proveer servicios a precios mayoristas a los operadores que son competencia de Antel, de manera de darles margen de ganancia y ahorrarle la inversión en infraestructura y mantenimiento a las mismas empresas que competirán con Antel.

12. Así, no. Rapiñar a la empresa de todas y todos para el beneficio de unos pocos empresarios, no. Destruir nuestra empresa estatal y pública, pedazo a pedazo, no. Generaciones de uruguayas y uruguayos hemos invertido en Antel. Pero no solamente hemos creado una de las mejores empresas de telecomunicaciones del mundo, sino que la hemos defendido y la seguiremos defendiendo.

13. La capacidad de Antel para permitir que durante la pandemia trabajáramos, estudiáramos y nos entretuviéramos casi sin afectaciones, le tapó la boca a los que hablaban contra la fibra y las antenas 4G y decían que no había “caso de negocio” para el 5G. Los mismos que decían que no tenía sentido instalar la fibra directa al hogar ni antenas 5G, luego hicieron gárgaras diciendo que ahora sí la van a llevar a todos lados.

14. Los datos y los contenidos son hoy el principal terreno de disputa y las trabajadoras y trabajadores de Antel no tenemos miedo a esa competencia, pero necesitamos que se le permita a nuestra empresa participar de la carrera sin las mochilas que ahora se le quieren colocar y sin recortarle inversiones ni personal ni capacidades.

15. Después de haber estado en los primeros lugares del mundo, en lo que va de este gobierno Uruguay no para de caer en los rankings que miden velocidad, conectividad, ancho de banda, protección de datos personales, ciberseguridad y gobierno digital, entre otros; el único lugar en el que crecemos es en la desregulación y la supuesta “libertad de mercado”, que es solamente libertad para que los mercaderes nos usen como mercancía y se lucren con nosotras y nosotros.

16. No permitiremos que se venda el rico patrimonio de los orientales al bajo precio de la necesidad, pero mucho menos permitiremos que se haga sin necesidad y para beneficio de unos pocos que han demostrado que son todo menos transparentes mientras llevan adelante un gobierno que solamente se preocupa por los “malla oro” y que considera que para nuestro pueblo alcanzan las migajas y la caridad.

17. Antel es una empresa de telecomunicaciones, pero es también conectividad en escuelas y liceos, es telemedicina, es acceso al trabajo, es trazabilidad del ganado, es automatización de la distribución y carga de la energía eléctrica a través de los medidores inteligentes, es el plan Universal Hogares, que permiten que los hogares de menores ingresos estén conectados. Antel es tu derecho a conectarte. Antel es tuya. No permitas que la destruyan, la rifen o la vendan.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Abril 2024 20:30
Inicia sesión para enviar comentarios