Molina: “Nuestra bandera es la de la Patria”

Martes, 29 Diciembre 2020 16:21
Valora este artículo
(2 votos)

A punto de culminar el 2020, y en un proceso de aumento exponencial de casos de COVID-19, el PIT-CNT, FUCVAM, la Intersocial Feminista, la FEUU y un conjunto importante de organizaciones sociales, comenzaron la distribución de papeletas de cara a la recolección de firmas para habilitar la derogación de 135 artículos de la LUC.

El Secretario de Prensa, Propaganda y Relaciones Nacionales del PIT-CNT, Gabriel Molina, explicó que la campaña tendrá algunas particularidades como consecuencia de las medidas de cuidados sanitarios en el marco de la pandemia. Molina adelantó al Portal de la central sindical que ya se han repartido unas 600 mil papeletas entre sindicatos, casas de familia, cooperativas y organizaciones sociales. “Ya están en manos de compañeros y compañeras militantes”, y se confía que se podrá hacer un seguimiento responsable de cada papeleta, para garantizar cierta “trazabilidad” de las firmas correspondientes. Asimismo, adelantó que la campaña apelará a símbolos como “el sol de la Patria y la Bandera Nacional, porque nuestra bandera es la de la Patria”.

En diálogo con el Portal, Molina dijo que la campaña de firmas apunta a generar “un gran debate nacional” sobre temas vitales para la democracia y la población. “La LUC fue aprobada en plena pandemia, no hubo espacio para discusión alguna ni profundizar, ni cuestionar, ni siquiera enriquecer los contenidos. Se trató en tiempos parlamentarios demasiado acotados y las organizaciones sociales como el PIT-CNT apenas pudimos hablar durante 30 minutos y eso fue todo. Esto afecta la calidad de la democracia y por tanto, lo que pretendemos hacer es abrir un espacio de diálogo sobre estos asuntos tan importantes para la población, en materia de educación, seguridad, derechos sindicales y tantos otros”.

 

La barra está

La campaña de recolección de firmas para derogar 135 artículos de la LUC se comenzó a desarrollar en un contexto particular de pandemia, que imposibilita grandes actos de masas o concentraciones numerosas en plazas y ferias barriales. Para la Brigada Antonio Iglesias del PIT-CNT, es un doble desafío afrontar esta campaña en condiciones tan particulares. Por un lado se han propuesto apelar a la creatividad y sorpresa para comunicar los mensajes a la población y al mismo tiempo, orientar cada mensaje con la mayor certeza posible hacia la población a lo largo y ancho del territorio.

Según explicó al Portal del PIT-CNT, Ricardo Fierro, uno de los referentes de la Brigada Antonio Iglesias, “la pandemia lo cambió casi todo pero no todo”, porque desde su perspectiva, las urgencias y las necesidades de la población “son las mismas: la gente necesita trabajo, educación, vivienda, poder alimentar a sus familias, y nada de esto está considerado como una urgencia o prioridad de la LUC, sino por el contrario, son temas que quedan cada vez más librados al mercado y a que los pobres se arreglen como puedan”.

Fierro recordó que el movimiento sindical “se las ingenió” para realizar un 1º de mayo histórico en plena pandemia, y que la capacidad creativa de las y los militantes “siempre nos sorprende” y que lo único que el movimiento popular y obrero no puede hacer es “parar de combatir” al sistema que explota y abandona a la población.

Fierro está convencido que hay una parte de la población que “aún habiendo votado a este gobierno, no comparte de los contenidos de la LUC”. Al respecto, ejemplificó que “cualquier trabajador o jubilado que alquila donde vive y de pronto se queda sin empleo o le pase algo imprevisto ahora podrá ser expulsado y tirado a la calle en cinco días. Esto no es una política social de un gobierno, esto es algo cavernícola. Sinceramente no creo que muchos trabajadores -que tal vez votaron a este gobierno- estén de acuerdo con esto que impuso la LUC”.

Para Ricardo Fierro, los muros de Montevideo y de las ciudades y pueblos del Uruguay deberán hablar de esas cosas. Y ese será uno de los ejes centrales del trabajo de la Brigada Antonio Iglesias que como todos los años, saldrá a pintar consignas, a establecer espacios de reflexión con el barrio, a dejar en claro que los muros nunca dejarán de hablar. “Los muros fueron un bastión de resistencia durante la dictadura, lo fueron después cuando recuperamos la democracia, lo fueron cuando volvieron los hijos del exilio, cuando volvieron Zitarrosa, Los Olimareños, en cada campaña en defensa de las empresas públicas, y lo serán ahora; los muros seguirán denunciando las injusticias, y hablarán por nosotros y miles y miles de compatriotas, por la democracia, por los pobres, por los que menos tienen, por los olvidados del gobierno, por los que sufren”.

 

Cambiando el chip

Para uno de los referentes de la Brigada Antonio Iglesias del PIT-CNT, las nuevas tecnologías abrieron otros canales de comunicación que “no se contraponen sino que se complementan” con los tradicionales que se han utilizado durante décadas por los militantes de la “propaganda” sindical.

“En nuestro equipo hay de todo, hay quienes se especializan en asuntos de las redes sociales y también gráficos, muralistas, hay una amplia variedad áreas cubiertas por militantes que en algunos casos llevan años en esto y hay otros que se van incorporando cada año. Y todos suman, todos aportan, nada se desestima. El conocimiento se pasa de generación en generación, podemos transmitir experiencia de luchas anteriores, pero las nuevas generaciones nos enseñan el mundo y el lenguaje de las redes sociales, Hay que entender que esta tarea es entre todos y no se puede descuidar nada”, sostuvo Fierro.

En este sentido, recordó que “lo que une este espacio es que de una u otra forma, tenemos que luchar. No podemos dejar pasar esta LUC en la que se nos van nuestros derechos que tanto nos costó conseguir”.

Modificado por última vez en Martes, 29 Diciembre 2020 19:28
Inicia sesión para enviar comentarios