Cuesta Duarte advierte posible aumento de pobreza y desigualdad

Martes, 15 Diciembre 2020 21:12
Valora este artículo
(0 votos)

En el marco de un encuentro sobre Empleo, Salario y Actividad Económica. Actualidad y Perspectivas 2021, el Instituto Cuesta Duarte presentó este martes indicadores, datos y análisis sobre el panorama actual y los posibles escenarios futuros.  

La actividad desarrollada en el anfiteatro del PIT-CNT contó con la apertura del director del Instituto Cuesta Duarte, Milton Castellano, la economista Alejandra Picco por el equipo de investigación del Instituto y la economista Gabriela Mordecki del Instituto de Economía de la UdelaR.

De lo considerado durante la presentación y en clave de perspectiva, se desprende que es posible anticipar un incremento de la desigualdad de ingresos salariales así como de la desigualdad de ingresos general. Según advierte el Cuesta Duarte, "sin políticas que  contrarresten", el panorama actual, no solamente habrá un fuerte aumento de la pobreza sino que también aumentará la desigualdad.

"Al igual que en el resto del mundo, en Uruguay la paralización de diversas actividades para frenar el avance de la pandemia tuvo serias consecuencias sobre la actividad económica durante el año 2020. Esto, conjuntamente con la insuficiencia de las medidas adoptadas para paliar la crisis, condujo a un empeoramiento claro de los principales indicadores laborales y sociales. Si bien para 2021 se espera que la actividad económica vuelve a crecer, todavía no se alcanzarían los niveles previos a la pandemia".

Para el ICD, la dinámica del mercado laboral será particularmente difícil; "a los problemas que venía arrastrando desde 2015, se suma el deterioro provocado por la pandemia y la poca disposición de la política económica a aplicar medidas para contrarrestar esta situación. De esta manera, las estimaciones en este plano no son nada alentadoras y aún cuando la actividad pueda irse recuperando, el proceso de mejora en el mercado laboral será mucho más lento, muy desigual y con efectos duraderos. En el análisis del mercado de trabajo es imposible dejar de lado el impacto que el proceso de cambio tecnológico ha tenido en el mismo, que en algunos aspectos se aceleró producto de la pandemia, y que genera fuertes amenazas hacia ciertos tipos de empleos y características de los trabajadores más precarios. A esto se suma que durante la crisis se ha verificado una fuerte reestructura de empresas, afectando particularmente los sectores más empleadores de mano de obra. Además del empeoramiento de los indicadores generales, hay que tener presente la persistencia de problemas estructurales como la calidad del empleo y las brechas existentes, donde a pesar de los avances registrados, todavía se observan importantes rezagos".

En materia de ingresos laborales, "las perspectivas tampoco son alentadoras, y en 2021 se procesaría una nueva caída de los ingresos salariales". Según prosigue el informe, "todo lo anterior, permite anticipar que tanto en 2020 como en 2021 se procesará un retroceso en materia de desigualdad. La caída en los ingresos de los hogares, como resultado de la disminución del empleo y los menores ingresos laborales, sin políticas que lo contrarresten, no solamente provocará un fuerte aumento de la pobreza sino que también desatará procesos de incremento en la desigualdad de ingresos personal y funcional. En este sentido, en los próximos años es esperable una caída de la participación de la masa salarial en el producto en la medida en que la disminución conjunta de empleo y salarios sería superior a la del producto bruto interno. Contrarrestar estos efectos requiere de políticas activas en distintos planos, que según los énfasis de la actual política económica, consideramos que muy difícilmente se desplieguen".

 

 

Descargar archivos adjuntos:

 PPT_Martes.pdf 

Modificado por última vez en Martes, 15 Diciembre 2020 22:23
Inicia sesión para enviar comentarios