Gabriel Molina: "Los movimientos populares son algo único"

Lunes, 30 Noviembre 2020 19:11
Valora este artículo
(0 votos)

El secretario de Prensa, Propaganda y Relaciones Nacionales del PIT-CNT, Gabriel Molina, sostuvo que el «No» a la dictadura "fue un mojón en la lucha contra la dictadura cívico militar de corte fascista que secuestró, torturó, desapareció y asesinó compatriotas". Molina dijo al Portal de la central sindical que el gobierno dictatorial impulsó aquel plebiscito de 1980 para intentar "eternizarse en el poder" pero que "nunca imaginó la heroica respuesta del pueblo uruguayo. 

Molina en 1980 tenía 16 años y había comenzado su militancia política juvenil en la clandestina Unión de Juventudes Comunistas (UJC). "En aquellos años te detenían por las dudas. Si tenías pelo largo, o si andabas con un vaquero viejo y gastado, ni te digo si te veían medio sospechoso de ser militante estudiantil o de alguna fábrica. Las razzias eran moneda corriente y las familias muchas veces no sabían si cuando salías a la calle si volverías a la noche o te habrían detenido. Fueron momentos complejos en aquellos años".

De todos modos, también los 80 fueron años en los que surgieron los festivales de canto popular. Precisamente, Molina recordó que en donde actualmente tiene la sede el sindicato de ANTEL -su sindicato- por entonces se realizaban festivales masivos de canto popular y murgas cuando allí todavía estaba el Club El Tanque Sisley. "Fue imponente lo que hicieron. Los movimientos populares son algo impresionante, único. Así como uno destaca siempre el rol de la clase obrera, que cuando la huelga general de 1973 enfrentó a la dictadura desde su nacimiento, y le advirtió que nacía herida de muerte, lo que hicieron los artistas populares con su creatividad, con su ingenio para darnos esperanza, para decir tanto cuidando las palabras y enfrentando la censura, fue imponente".

Molina recordó también las pegatinas clandestinas de su adolescencia compartida con otras y otros militantes que sabían que estaban aportando su granito de arena en la resistencia a la dictadura. "Las volanteadas y todo lo que se podía hacer en la noche, fueron cosas muy intensas vividas por supuesto con el temor de que nos podía tocar caer presos. Y eso siempre estaba ahí latente, aunque tratábamos de no hablar mucho de eso".

Para el integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, aquel miedo que se respiraba en la dictadura es casi imposible de describir en el contexto actual. "El Ejército estaba en la calle, era muy imponente todo aquello para todos pero ni hablar para los que éramos adolescentes. Fueron momentos de reafirmación y compromiso para todo el pueblo uruguayo, también para los que éramos muy jóvenes".

El resultado del plebiscito de 1980 marcó para siempre la vida del Uruguay. La emoción al conocerse el resultado fue inolvidable. La certeza de saber que la dictadura definitivamente comenzaba a caerse, porque el pueblo uruguayo la tiraba abajo, también. 

Molina aseguró al Portal que aún hoy le parece escuchar aquellas voces al unísono cantando: "se va a acabar, se va a acabar, la dictadura militar". Y sus lágrimas dicen que es tiempo de dejar tranquilos algunos recuerdos que remueven hasta el alma y reflexionar en silencio sobre lo que costó defender la democracia.

 

Modificado por última vez en Lunes, 30 Noviembre 2020 20:19
Inicia sesión para enviar comentarios