Tamara García (Jóvenes): "La violencia de género es más que un golpe"

Lunes, 16 Noviembre 2020 19:29
Valora este artículo
(5 votos)

Vivimos en una sociedad sumamente violenta para las mujeres, para la niñez, para las juventudes, para las afro, las disidencias sexuales, las personas con discapacidad, lxs locxs y todas las personas que no cumplan con lo considerado "normal".

Nacemos con roles asignados y éstos son desiguales.

Nacer niño es una alegría, nacer niña una tragedia. Se entiende que ser niña ya es ser vulnerable, ya requiere de mayor protección y de mayor control.

Nuestros primeros aprendizajes son los colores, los peinados, son las tareas que nos van asignando en nuestros hogares. Nos enseñan a ser mamás, a servir, a obedecer, nos empujan a la sumisión, a escuchar mucho y hablar poco porque "calladita te ves más bonita", porque para la sociedad las mujeres debemos ser bonitas y no molestar.

Nos enseñan que sirvienta está bien pero presidenta no.

Nos enseñan a naturalizar la violencia en los vínculos porque si te pega es porque le gustas, si te cela es porque te quiere, si te controla es porque te cuida.

Nos enseñan que ser mamá es lo único que nos podrá dar plenitud y si en el camino debemos dejar de ser está bien porque ¿qué más podríamos querer?

Estamos en un contexto de lo más adverso, avanzada de los sectores conservadores que vienen a chocar con la organización social, viene a intentar romper con toda la lucha feminista, se nos quiere dejar como las villanas, las radicales, las úrsulas. Me pregunto entonces, ¿qué sabríamos de las malvadas de los cuentos si las historias las hubieran contado otres?

En medio de un cambio radical en el mundo del trabajo nos encontramos con una pandemia que dejó bien en claro que los cuidados son el centro de la vida y si es así,  ¿porqué son tareas invisibilizadas y no reconocidas? ¿En qué momento vamos a debatir sobre el trabajo no remunerado? ¿Acaso no aporta al PBI? ¿Lxs hijxs no son futurxs trabajadorxs?

En épocas de crisis también somos las mujeres quienes más nos empobrecemos, sosteniendo la vida del hogar como se puede, tenemos mayores índices de desempleo y una división sexual del trabajo que nos deja en empleos con menor remuneración.

La necesidad y la precariedad laboral generan que, en los casos que haya recuperación,  a las mujeres nos costará incluso mucho más salir de la pobreza.

Este 25 de noviembre van a ser muy variadas las formas en las que nos expresemos contra la violencia basada en género. Seguiremos reivindicando vidas libres de violencia, presupuesto justo para la implementación de la Ley Integral de Violencia basada en género y en contra de la LUC que lejos está de atender las necesidades de nuestro pueblo, que profundiza brechas y desigualdades.

Será un 25 de noviembre muy diferente y diverso, pero siempre combativo.

 

Tamara García

Departamento de Jóvenes

Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT

Modificado por última vez en Lunes, 16 Noviembre 2020 20:27
Inicia sesión para enviar comentarios