Ramón Ruiz: "Es escandalosa la cifra de recursos que se destinan a la Caja Militar"

Viernes, 13 Noviembre 2020 19:37
Valora este artículo
(1 Voto)

El director del Banco de Previsión Social en representación de los trabajadores, analizó el escenario que se abre en nuestro país para abordar una reforma de la seguridad social. Ramón Ruíz, integrante del ERT-BPS, dijo que una reforma requiere necesariamente de un gran diálogo social con la participación de todos los actores involucrados, en el entendido que la seguridad social debe ser analizada como un asunto de Estado y no de un gobierno en particular.

En clave de reflexión, el director del BPS señaló que durante muchos años la representación de los trabajadores "ha venido reclamando una reforma estructural de sistema de seguridad social. La última reforma  estructural fue en año 95, se empezó a aplicar en el año 1996 y fue una reforma que se hizo sin diálogo social y que trajo dificultades a la seguridad social.

Necesaria pero no urgente

Ruiz señaló que ya se han pronunciado desde el ERT-BPS sobre la pertinencia de una reforma que es "necesaria pero no urgente" y que por tanto, resulta imprescindible ir hacia un diálogo nacional con la participación de todos los actores involucrados. En este sentido, mencionó a  representantes de las organizaciones que son representativas de la sociedad, "como las cámaras empresariales, el PIT-CNT, la ONAJPU, la academia a través de la Universidad de la República, las organizaciones que tienen que ver con la seguridad social como por ejemplo las AFAPs, las cajas paraestatales, las cajas del servicio militar y de retiro de servicio militar y policial y también las autoridades de gobierno que están vinculadas con la seguridad social, como por ejemplo el Ministerio de Salud, el Ministerio de Desarrollo Social, también tiene que haber una participación del Ministerio de Trabajo y el Banco Central, que es el que tiene la superintendencia para controlar el régimen privado de pensiones". Para el director del instituto, la reforma requiere "los mayores  consensos sociales y políticos". En el mismo plano, Ruiz fundamentó que la seguridad social se tiene que considerar en primer término como un derecho humano y también como parte de una política de Estado y no solamente un tema de un gobierno en particular. "Se necesita que todos los partidos políticos se involucren en el diseño de esa reforma de la seguridad social para que sea realmente una política de Estado", agregó.

Expertos

Ruiz destacó la importancia del nuevo camino que se ha emprendido más allá de no compartir el método de la comisión de expertos. Según su percepción y la del movimiento sindical, el camino a la reforma se debió encauzar a través de un diálogo social nacional, tal como lo explicó.

"Lamentablemente el actual Poder Ejecutivo eligió el camino de la comisión de expertos y nosotros vamos a participar de esa discusión a pesar de no compartir este método de trabajo. Veremos cuáles van a ser los resultados. El economista, docente y máster en seguridad social, Hugo Bai, como integrante del Instituto Cuesta Duarte y de la representación de los trabajadores, tendrá la responsabilidad de colocar nuestros puntos de vista en este proceso".

Desde ya, Ruiz adelantó que no comparte la postura oficial del gobierno de aumentar la edad de jubilación. "Nos parece que no podemos caer en el simplismo de decir que como la gente vive más se tiene que jubilar más tarde, porque tenemos que considerar en primer lugar las trayectorias laborales de estas personas; hay personas que pueden llegar a una edad avanzada en condiciones de trabajar y otras que no. Tenemos por ejemplo el caso de los trabajadores de la construcción, los trabajadores de la pesca, los trabajadores rurales, las trabajadoras domésticas, que no van a poder reunir las condiciones para retirarse a los 65, 67 o 70 años. Nosotros somos partidarios de que se mantenga la edad de retiro a los 60 años y que existan incentivos para que la gente se jubile más tarde pero que ese retiro tardío sea partir de la voluntad de la persona y de las condiciones en las que llega a esa edad. Si obligamos a un obrero de la construcción a jubilarse a los 65 años, seguramente no va a jubilarse por todos los factores que incidieron en su salud en los años de trabajo. Y además, el mercado de trabajo no tiene condiciones para poder mantener a un trabajador en actividad hasta los 65 años. Hay sectores del empresariado incluso que le dan incentivos a las personas para que se retiren de la actividad. Eso es algo contradictorio con la propuesta de que el trabajador siga hasta los 65 años. Además, en las edades más jóvenes, en los menores de 25 años, la desocupación ronda el 30% es decir, tres veces más que la desocupación general que tenemos en el país. Por lo tanto, no podemos hablar de una postergación de la edad legal mínima porque esa medida puede perjudicar a decenas de miles de trabajadores. Lo que tenemos que hacer es tratar de incentivar a los trabajadores para que se jubilen más tarde. Esto incluso fue propuesto por el actual presidente de la República cuando era candidato a la Presidencia. En una conferencia de prensa dijo que él no estaba de acuerdo en aumentarle la edad a los que hoy estaban trabajando, que eso tenían que ser para los que ingresaran al mercado de trabajo y que además la propuesta que hacía el Partido Nacional en su programa de gobierno era proporcionarle estímulos a los trabajadores para que ellos voluntariamente se quedaran durante más tiempo. Bueno, nosotros en ese sentido coincidimos con el entonces candidato a la Presidencia, hoy presidente de la República, en el sentido de que hay que respetar las expectativas que tiene la gente para su retiro y además hay que proporcionar incentivos para que la gente se retire más tarde".

Por otra parte, Ruiz dijo que hay que pensar en el largo plazo. "Nos imaginamos un sistema único de seguridad social, pero hoy no hay condiciones para unificar todas las cajas en un solo sistema, por lo tanto,  hay que analizar las situaciones de cada una de las cajas paraestatales y el servicio de retiro policial y militar. No me estoy adelantando, por supuesto que hay que buscar cuáles son las medidas que hay que aplicar en cada realidad.  No estoy haciendo ningún planteo en este momento. Lo que digo es que en los primeros tres meses hay que analizar en forma integral todo el sistema, no puede ser que este proceso de discusión termine en una reforma centrada solamente en el BPS. Tenemos que analizar la situación de todas las instituciones que integran el sistema de seguridad social: BPS, cajas paraestatales, servicio de retiro policial y militar y una vez que se haga ese diagnóstico, ver que las propuestas que se le presenten al presidente de la República también tengan un alcance integral, que también recojan de ese diagnóstico y que se traduzca en una propuesta integral y no una reforma basada solamente en cambios en el BPS". Asimismo, Ruiz señaló que aguarda las señales políticas desde el Parlamento de cara a este proceso que se ha iniciado. "Esperemos que en el Parlamento haya mayoría para tomar medidas porque es escandaloso la cantidad de recursos que hay que destinar a la caja militar, prácticamente es diez veces más chica que el BPS en cuanto a la cantidad de beneficiarios y tenemos prácticamente la misma asistencia financiera que necesita el BPS", concluyó.

Anuncio

En las últimas horas, se confirmó que la partida de fin de año para los jubilados de bajos ingresos se hará efectiva en diciembre junto con las pasividades correspondientes al mes de noviembre. 

La partida será de aproximadamente $2.200 y alcanzará a unos 150 mil jubilados y pensionistas que perciban pasividades inferiores a $ 13.783 (3,05 BPC).

 

Modificado por última vez en Viernes, 13 Noviembre 2020 20:01
Inicia sesión para enviar comentarios