A empujones, no

Martes, 20 Octubre 2020 16:02
Valora este artículo
(9 votos)

El presidente del PIT-CNT explicó los motivos que llevaron al movimiento sindical a comenzar a transitar el camino hacia el referéndum para derogar los aspectos que se consideran negativos de la Ley de Urgente Consideración (LUC). Pereira remarcó la importancia de hablar con la sociedad en términos frontales y directos, en función de ideas pero no de “eslóganes”. Por otra parte, también se refirió a los persistentes ataques que recibe el movimiento sindical, a la campaña de odio hacia los trabajadores y los sindicatos y a los intentos de reglamentación sindical que -a modo de amenaza- se disparan desde distintos integrantes de la bancada oficialista. Con su característico tono medido, sin levantar la voz y abogando por la construcción del diálogo y el  debate de ideas, aclaró que el movimiento sindical no está dispuesto a permitir que se le pretenda llevar “a empujones”.   

Entrevistado por el periodístico Legítima Defensa, Fernando Pereira puntualizó que hay varios aspectos de la Ley N° 19889 que son muy negativos para el país y los trabajadores en particular. Se refirió a temas de educación, seguridad pública y cambios a la ley de inclusión financiera, entre otros.

“Uruguay cuenta con un Consejo de Educación Primaria que tiene una historia de más de un siglo, conformado por un colegiado de tres miembros y a partir de la LUC, desde febrero de 2021 el Consejo desaparecerá, se transformará en una dirección general y desaparecerán las representaciones docentes de Primaria, Secundaria y UTU. Y esto no es menor porque se terminan colocando todas las decisiones en una sola persona, sin que exista ningún tipo de intercambio”.

Pereira afirmó que la seguridad pública es un tema que le preocupa al movimiento sindical y a toda la población pero que no se pueden violentar libertades en aras de la lucha contra la inseguridad. “Desde nuestro punto de vista, hay algunos artículos vinculados a la seguridad que habría que revisarlos y particularmente el de legítima defensa policial”. En este sentido, el presidente de la central sindical dijo que “sin quererlo”, la LUC promueve “el mal uso de la fuerza”.   

Otro de los aspectos que el movimiento sindical señala de manera crítica sobre la LUC es el relacionado a los cambios a la ley de inclusión financiera. Para el PIT-CNT, la normativa incluida en la LUC “puede contribuir fuertemente” al trabajo informal y la precarización laboral.

Derecho de huelga

El PIT-CNT ya ha explicitado los argumentos jurídicos en relación a la vulneración de derechos que implica la LUC sobre el derecho de huelga, como así también el decreto que reglamenta la normativa vigente.

Según explicó el abogado asesor de la central sindical, Hugo Barreto, el decreto que dispone que el MTSS podrá solicitar el desalojo en caso de ocupación “es ilegal puesto que el art 392 de la LUC sólo habilita una intervención policial si la medida sindical no fuera pacífica o impidiera la libertad de trabajo”. El catedrático de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, afirmó que dicho decreto del Poder Ejecutivo “desbarata todo intento de equilibrio de los derechos en juego en caso de un conflicto laboral, declinándose en favor de una solución que solo reconoce el interés del empleador, dejando en manos de la Policía el trato con los huelguistas”.

Por su parte Fernando Pereira fustigó que se pretenda colocar en un lugar central de la agenda  el tema de las ocupaciones de los lugares de trabajo, cuando Uruguay tuvo en los últimos cinco años un nivel ínfimo de ocupaciones de promedio anual. Al respecto, recordó que las escasísimas ocupaciones que se produjeron han estado vinculadas a patronales que no le pagan a sus trabajadores o expulsan a dirigentes sindicales. Pero también mencionó que los trabajadores han tenido que ocupar fábricas para evitar que fueran “desmanteladas” en actitudes de “escape” o “huida” patronal. “Si los trabajadores no hubieran ocupado se habrían quedado sin cobrar sus salarios”, apuntó Pereira quien recordó que la ocupación que se prolongó por más tiempo “duró dos días”, remarcó.

“Yo entiendo que desde el Poder Ejecutivo se diga que no tienen ninguna intención antisindical pero van seis meses de gobierno y colocaron tres proyectos de ley de reglamentación sindical a cual más duro y más antisindical, incluyeron estos dos artículos en la LUC y hasta nos amenazan a los trabajadores a tener que votar, algo nunca visto. Yo soy afiliado voluntario a mi sindicato y hasta soy candidato en las elecciones de la FUM-TEP, pero ni siquiera yo estoy obligado a votar. Si no quisiera votar, no voto, como lo hago en mi club deportivo Goes porque soy afiliado libre y voluntario. Entonces, dicen que no hay nada en su intención antisindical pero nos amenazan con el voto secreto obligatorio, con la personería jurídica forzada, con la reglamentación sindical”, apuntó.

Discurso del odio

Pereira sostuvo que el PIT-CNT no tiene nada que ocultar en materia de finanzas y que actúa con total transparencia frente a sus sindicatos y afiliados. Sin embargo, dijo que no tiene la misma claridad sobre la forma en la que se financian los partidos políticos y hasta cómo se eligen las autoridades de los sectores políticos. “¿Cómo se eligen las autoridades y cómo se financian los sectores del Partido Nacional?”, se preguntó.   

Para el dirigente, los embates contra el movimiento sindical son parte de un fenómeno que debe observarse con atención. “Cuando se ataca a las organizaciones sociales o a los partidos políticos se está atacando al sistema democrático. Yo no cuestiono que nuestros afiliados tengan el derecho a saber lo que quieran porque lo tienen, pero lo que están haciendo es otra cosa, como si un parlamentario tuviera derecho a reclamarnos algo de nuestra información. ¿Por qué? Los ingresos son a través de una cuota sindical libre y voluntaria que habilita cada trabajador cuando firma un formulario que autoriza a que se le descuente del sueldo una cuota de pocos pesos. Entonces, estas críticas ¿acaso no serán la construcción del relato del odio hacia los dirigentes sindicales para intentar hacerlos ver como que son haraganes que no quieren cumplir con su tarea?”, interpeló. Al respecto, Pereira aseguró que las campañas que se difunden en algunas redes sociales con noticias falsas y placas con imágenes adulteradas que pretenden incriminar a los trabajadores y los sindicatos son parte de la construcción intencional de una grieta “y todos los que contribuyen a esa brecha le hacen daño al sistema democrático”, sostuvo. “Yo estoy dispuesto a debatir ideas, pero a ir al barro, no porque parto de la base que la política es lo suficientemente importante como para respetarla”.

Reglas claras

Pereira reveló que han existido contactos del movimiento sindical con el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, a los efectos de construir un proyecto de personería gremial que es lo que recomienda la OIT. Pero aclaró que el movimiento sindical no está dispuesto a someterse al poder político de turno sino a seguir los pasos que recomienda la OIT. Incluso sostuvo que los reiterados pronunciamientos de algunos parlamentarios oficialistas en reclamo de la reglamentación sindical tienen “tono de amenaza” y se parecen demasiado a los intentos de tutela sindical efectuados por el ministro de Trabajo de la dictadura militar, abogado y Juez de Instrucción Militar, Néstor Bolentini.

Firmas

Consultado sobre los plazos legales y los tiempos políticos que se ha trazado el PIT-CNT para dialogar con otras organizaciones sociales y partidos políticos, Pereira informó que se están desarrollando distintos espacios de intercambio y que no le preocupan los meses de verano ya que considera “un mito” que no se puedan recolectar firmas durante los meses de enero y febrero. “Se necesita paciencia, tolerancia, vamos a encontrar uruguayos y uruguayas que no opinan como nosotros, pero nuestro camino es que el pueblo finalmente sea el que decida si esta ley puede seguir así como está o no. Y el pueblo analizará los argumentos y tomará su decisión”.

En el plano político, Pereira indicó que en el caso de juntarse las firmas, dependerá de la actitud que asuma el propio gobierno si el referéndum termina transformándose en un plebiscito que apruebe o rechace su gestión. “El gobierno lo está transformando en una puja. Pero cuando vos no tolerás al que piensa como vos, cuando lo querés anular al que piensa distinto, claramente el otro se defiende como puede. A nosotros a empujones no nos van a llevar a ninguna parte, no porque seamos más valientes que nadie, sino porque este movimiento sindical tiene 100 años sin dejarse empujar, y le costó tener miles de presos en las cárceles de la dictadura y cientos de compañeros desaparecidos que aún no hemos podido encontrar, por no dejarse empujar. Entonces, a empujones no es. Si es en la lógica de debatir ideas, bienvenidas todas las ideas incluso las que sean opuestas a las nuestras, incluso las de los que defienden la LUC. Pero defiendan la ley, no ataquen a los que no estamos de acuerdo con la LUC. Porque ¿dónde queda aquello de ser duro con las ideas y suave con las personas? Porque yo eso lo comparto y lo llevo a la práctica pero no lo practican con nosotros. A Marcelo Abdala lo cuestionaron por usar un par de lentes. Hay una campaña de ensuciar compañeros y yo no estoy dispuesto a dejarla pasar”. Como tampoco considera Pereira que debería dejar pasar la Justicia la pancarta que exhibió una leyenda a favor de la LUC con la firma de la JUP.                     

Por último, el presidente del PIT-CNT aseguró que hay una convicción muy clara de los sindicatos que hay que salir a juntar firmas contra la LUC y que se deberán encontrar los fundamentos claros para transmitirle a la población y un gran abanico de alianzas. “Lo que no tenemos que permitir es que nos intenten aislar, tendremos que evitar que nos coloquen todos los prejuicios sobre nosotros y tendremos que tener la valentía de enfrentarnos a quienes nos atacan”, concluyó.           

Modificado por última vez en Martes, 20 Octubre 2020 18:03
Inicia sesión para enviar comentarios