El interior tiene la palabra y habla fuerte

Jueves, 01 Octubre 2020 16:28
Valora este artículo
(2 votos)

Esta semana fue particularmente intensa en la sede del PIT-CNT en relación a la agenda del interior. En distintas instancias, se colocó como eje de encuentros el trabajo rural, las distintas problemáticas que afectan no solamente a quienes pertenecen a un sindicato rural, vinculados a la Unión Nacional de Asalariados y Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA), sino también en relación directa a los sindicatos de la industria y a la amplia gama de áreas de la sociedad como pequeños productores, comerciantes, cooperativistas, y tantos otros que tienen su actividad en el capo o en las ciudades del interior.

Por un lado se desarrolló un encuentro de Plenarios Intersindicales del Interior, que incluyó 34 plenarios zonales de todo el país y 18 departamentales, que son los que tienen participación en la Mesa Representativa Nacional Ampliada. Paralelamente, también se realizó en la sede del PIT-CNT la reunión de coordinación de la UNATRA que entre otras cosas, definió sumarse y participar de la movilización de los sindicatos de la industria que, en el marco de la conformación de la Confederación de Sindicatos Industriales, el próximo 8 de octubre realizarán un paro y se concentrarán frente a la Torre Ejecutiva, donde entregarán miles de firmas en defensa del trabajo de calidad.

En su reunión de coordinación de este jueves 1, la UNATRA resolvió apoyar y participar de dicha actividad de los sindicatos de la industria.

Para el secretario del Interior del PIT-CNT, Enrique Méndez, “el interior tiene una alta necesidad de poder expresarse” y que sus puntos de vista y sus necesidades “sean escuchadas pero también atendidas” como parte de la problemática general del país, especialmente en este momento de crisis económica y social. Méndez dijo al Portal del PIT-CNT que si bien la historia de nuestro país “está marcada por un fuerte centralismo de la capital, con una mirada descuidada de la realidad del interior”, eso es algo que debe modificarse. “El centralismo es histórico y no distingue ni organizaciones políticas, ni sociales, en general, es lo que ha sucedido a lo largo de la historia y esa forma centralista de ver el país se ha transmitido de generación en generación. Por eso desde el movimiento sindical hacemos esfuerzos todos los días para deconstruir esa realidad”.

Según reflexionó el responsable de organización del Interior del movimiento sindical, la lógica centralista es reproducida por diversos actores de la sociedad y por los medios de comunicación, “ya que resulta más seductor prestarle atención a lo que sucede en la capital y el área metropolitana que en el resto del país”, aseguró.

Según pudo saber el Portal, en los encuentros desarrollados esta semana tanto por parte de la UNATRA como de los plenarios, hubo coincidencias en señalar que el actual gobierno tiene un discurso muy efusivo hacia el campo pero sus acciones no se condicen con el relato. “Habla y dice que le importa el campo pero no hace nada por la inmensa mayoría que somos los trabajadores, los asalariados rurales, los pequeños emprendimientos, es decir, parece que su compromiso es solo con las grandes cámaras y gremiales rurales”. Esta opinión de uno de los participantes de las instancias de esta semana, sintetizó el pensamiento de muchos que coincidieron con ese diagnóstico.

En este sentido, el secretario del Interior del PIT-CNT, Enrique Méndez, dijo que el movimiento sindical viene trabajando fuertemente en romper esa lógica y los plenarios intersindicales tienen un rol clave para desempeñar en todo el territorio.

Lazos

Según la percepción de Enrique Méndez, a pesar del enorme despliegue de organización y trabajo permanente que desarrolla el movimiento sindical en todo el territorio, todavía debe enfrentar prejuicios de quienes piensan que los sindicatos son “el demonio”. Para Méndez, “hay una campaña histórica de patrones, cámaras empresariales y grandes gremiales del campo, algunos medios y personajes públicos que ahora hablan desde sus posiciones del gobierno contra los trabajadores. Y hay gente que aún no entiende que cuando nosotros levantamos una bandera no es nuestra sino es la del trabajo, el salario, las condiciones de vida de toda la sociedad, especialmente de los más golpeados, incluso, de quienes ni siquiera son afiliados porque no tienen nada de qué agarrarse; que cuando defendemos y nos movilizamos en el interior para que no se cierre una industria lo hacemos para que la ciudad o el pueblo no se quede sin el sustento de miles de familias y comerciantes y changadores, porque cuando eso sucede el impacto es brutal en el pueblo. Y nosotros, los sindicatos, los trabajadores organizados, peleamos por ellos, por todos ellos”.

En este marco, Méndez fustigó las expresiones de odio y las agresiones que han sufrido trabajadores rurales y consideró que “son una consecuencia directa de esa manija contra los sindicatos y los trabajadores; no olvidemos que hay señores feudales que tienen a los trabajadores en condiciones inhumanas en establecimientos del interior del país, eso es brutal y debemos seguir enfrentando esa lógica, para torcerla y cambiarla, lo vamos a hacer sin descanso”, aseguró.

Méndez también sostuvo que como consecuencia del trabajo persistente de los plenarios intersindicales zonales y departamentales, “poco a poco se van obteniendo avances y logros”  en materia de lazos y puentes con fuerzas vivas y organizaciones territoriales. “Los cambios culturales son más lentos pero son inevitables, necesitamos seguir creciendo, trabajando más y mejor en materia sindical, y hacia allá vamos, por ahí vamos”, aseguró.

Modificado por última vez en Jueves, 01 Octubre 2020 17:20
Inicia sesión para enviar comentarios