Colette Spinetti (Colectivo Trans Uruguay): "Este gobierno está destrozando todo lo que se había logrado en materia de derechos"

Miércoles, 23 Septiembre 2020 20:16
Valora este artículo
(7 votos)

Como cada 23 de setiembre, en Uruguay se conmemora el Día nacional de la reivindicación de las identidades trans. La fecha refiere al día en que se encontró en el Prado de Montevideo el cuerpo asesinado y mutilado de Kiara Silva en el año 2012.

Para el Colectivo Trans del Uruguay, la reivindicación de las identidades trans es necesaria porque "seguimos siendo las más excluidas del sistema educativo, laboral, de centros médicos donde muchas veces se niegan a llamarnos por nuestro nombre social, no respetando nuestra identidad de género".

Asimismo, el CTU reivindica las identidades trans por las compañeras que ya no están, por las que dejaron su vida en la lucha u por aquellas a las que se la arrebataron, por esas que no están muertas sino que las mataron".

Para la presidenta del Colectivo Trans del Uruguay, profesora y bailarina Alejandra Collette Spinetti Núñez, la fecha invita a la reflexión para pensar de qué forma actuamos como sociedad ante los más vulnerables.

 Asimismo, la activista dijo al Portal del PIT-CNT que la Marcha por la Diversidad del próximo 25 de setiembre, será política, porque "todas las manifestaciones populares son políticas y quienes defendemos la agenda de derechos y de derechos LGBT, somos personas políticas".

Spinetti opinó que la marcha del próximo viernes, será "clave" para posicionarse en el marco del nuevo escenario nacional. "Es la sociedad civil la que tiene que parar los disparates de este gobierno, porque nos gobierna una coalición de derecha y cada día asistimos a declaraciones de integrantes del gobierno que son terriblemente fóbicas, anti feministas y racistas". En esa línea, consideró que la Ley de Urgente Consideración, recientemente aprobada, "es absolutamente peligrosa" por sus contenidos. "Si todas las marchas han sido políticas, la del próximo viernes 25 tiene que ser mucho más contundente, tiene que demostrar que estamos de pie, que estamos paradas y parados, que no nos van a doblegar, vamos a seguir reclamando y cuidando los derechos conquistados".

Nuevas generaciones

Para la activista, las nuevas generaciones son quienes tienen que continuar el trabajo militante de las generaciones precedentes. "Tienen fuerza, tienen que estar más presente porque son sus derechos los que están en cuestión. Quienes tenemos  unos añitos, ya estamos en edad de ir corriéndonos un poquito y es la juventud la que tiene que venir a continuar la lucha que desplegamos de igual modo que cuando fuimos jóvenes". Para Spinetti, no se debe hablar de empoderamiento, porque eso refiere al "paso del poder" sino que prefiere hablar del fortalecimiento en la defensa y el cuidado de los derechos, "para que no nos toquen nuestros derechos". En este sentido, se refirió específicamente a las políticas públicas, a los contenidos del Presupuesto y lo que sucederá con las políticas culturales.

Consultada sobre el rol de las organizaciones sociales durante la pandemia, la referente del Colectivo Trans del Uruguay y ex coordinadora académica de la división folclore de la Escuela Nacional de Danza del Sodre, dijo al Portal de la central sindical que "durante a pandemia hubo un tejido social de organizaciones que posibilitó que la gente no se quedara sin comida". Según la activista, ese rol de la sociedad civil lo debió haber ejercido el Estado, pero "eso no sucedió, tuvimos y tenemos un Estado ausente", aseguró. "Donde hay un Estado ausente, la sociedad civil está presente para acompañar y a asistir a las poblaciones vulnerables que el Estado no atendió". En términos críticos, aseguró que "acá hubo un Estado muy ausente que la único que hizo fue favorecer a los grandes capitales y olvidarse de las poblaciones vulneradas".

En cuanto a la población trans, Spinetti explicó que desde el CTU se desplegaron innumerables acciones y emprendimientos, junto al movimiento sindical, "que hasta el día de hoy que continuamos desarrollándolas". Al respecto, destacó la participación "silenciosa y militante" de numerosos "compañeros y compañeras del movimiento sindical para sostener la olla popular trans y enviar canastas a compañeros y compañeras trans de todo el país".  

Asimismo, recordó que desde el CTU "estuvimos tramitando cambios de nombres y pensiones reparatorias, especialmente a compañeras trans más grandes que no acceden a instrumentos tecnológicos como para hacerlo, también asistimos a gente que necesitaba acciones concretas en materia de vivienda, salud, en asuntos jurídicos y problemas de acoso y persecución. Es decir, durante la pandemia tuvimos muchísimo trabajo por eso que hablábamos del Estado ausente. El tema es que la sociedad civil tendrá que decir basta, que no la carguen con funciones que tiene que cumplir el Estado, parece obvio que si sos gobierno tenés que hacerte cargo, si podés descontarle plata del salario a los trabajadores deberías recaudar de los grandes capitales, de lo contrario el esfuerzo recaerá sobre los más débiles", indicó.

Para Spinetti, el discurso del presidente de la ARU, Gabriel Capurro, es "decimonónico" y coherente con la lógica del gobierno actual. "Lo que está haciendo este gobierno es destrozar lo que se ha logrado y eso representa para este país, un retroceso imponente, estas políticas implican retroceder muchísimos años en el tiempo", subrayó.

Palo y mano dura

Al Colectivo Trans del Uruguay le preocupa especialmente que las fuerzas represivas están "envalentonadas". Le preocupa que a partir de la LUC políticas y militares "puedan llevarte presa, tenerte cuatro horas y recién después dar cuenta de esa detención. Eso es un disparate. Hay una potencialidad que le dan a las fuerzas represoras muy peligrosa y está consagrada incluso en la ley de Presupuesto ya que aumentan los recursos para la Policía y los militares y se recortan los recursos para la educación y la salud", interpeló.

"La represión va a ir hacia las personas más pobres, hacia las personas disidentes del género, hacia las personas de orientaciones sexuales disidentes, es decir, como colectivo trans nos preocupamos muchísimo por este nuevo escenario. Personalmente vengo de la dictadura y de la represión en los primeros gobiernos democráticos, en esas épocas nos llevaban presas, nos obligaban a tener sexo, nos maltrataban, nos violentaban. Por eso tengo mucho miedo por las personas más jóvenes que felizmente  nacieron y transicionaron en un país con derechos reconocidos,  con garantías y que hoy peligrosamente pueden ser reprimidos y reprimidas, pueden ser llevados presos o llevadas presas, me preocupan las compañeras trabajadoras sexuales, me preocupan las compañeras trans y los compañeros trans más pobres. Nos preocupa porque  recién estamos entrando en un país represor y violento, donde las clases más bajas van a ser las víctimas. Es un tema de mucha preocupación y vuelvo a apostar por la sociedad civil, de los colectivos LGBT, feministas y el movimiento sindical, porque nos tenemos que unir y empezar a decir 'no' de alguna forma", concluyó.

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Septiembre 2020 20:39
Inicia sesión para enviar comentarios