Imprimir esta página

Rosencof: "Nos gobierna una agencia de publicidad"

Martes, 26 Mayo 2020 10:47
Valora este artículo
(122 votos)
Rosencof: "Nos gobierna una agencia de publicidad" Fotos: Carlos Lebrato

Con tantas margaritas de amor y de paz desplegadas desde la rebeldía y el alma, la 25a Marcha del Silencio marcó un nuevo mojón en la historia viva de la construcción de la memoria. La impactante foto del anfiteatro del PIT-CNT, “Mario Benedetti-Idea Vilariño”, con las butacas íntegramente ocupadas por carteles del proyecto Imágenes del Silencio fue portada de medios nacionales e internacionales y recorrió el mundo. Para el dramaturgo y escritor Mauricio Rosencof, ahí en esa sala, en ese espacio de asambleas sindicales y encuentros históricos, también ese 20 de mayo estuvieron  participando de una asamblea simbólica, León Duarte, Gerardo Gatti, Ari Severo y la maestra Elena Quinteros, entre otros. En este espacio de ideas y conversatorio, el intelectual y poeta reflexionó para el Portal del PIT-CNT sobre el actual tiempo presente, las amnesias políticas selectivas de algunos medios de comunicación y el formato de cadena permanente al que apela el nuevo gobierno. Rosencof sostiene que Uruguay está siendo gobernado por una agencia de publicidad que mide, calcula y articula cada palabra en términos de marketing y mercado. "Este es un gobierno que trabaja para los medios y los medios trabajan para el gobierno".

Por estas horas, Rosencof se encuentra en su casa transitando una prudente cuarentena voluntaria, pero de todos modos pudo participar de una nueva versión de la canción “El regreso del Gran Tuleque”, que realizó Pablo Pinocho Routín en el marco de la 25ª Marcha del Silencio.

En modo reflexivo, aportó su mirada crítica sobre aspectos de la vida del país, la actual coyuntura y las tensiones de un tiempo complejo.

En relación a la construcción de la memoria, Rosencof reveló que cuando vio el anfiteatro del PIT-CNT con las fotos del proyecto Imágenes del Silencio, sintió un impacto inmediato. “Fue impresionante, muy fuerte, ahí estaban en una asamblea los compañeros y compañeras en cada butaca, estaban ahí León Duarte, Gerardo Gatti, Ari Severo, la maestra Elena Quinteros, estaban los estudiantes, los obreros, la resistencia al golpe cívico militar y recalco ‘cívico’ porque en el relato parece que se olvidaron de los cívicos y hablan que la dictadura habría sido solo militar, pero se olvidaron de Pablo Millor, de Aparicio Méndez, de Juan María Bordaberry. Y digo se 'olvidaron' pero en realidad los desplazaron en el relato. Con la misma sutileza que evitan hablar del cangrejo rojo al que también hicieron desaparecer". 

Según lo explica Rosencof, los dirigentes del movimiento sindical son interpelados una y otra vez por los medios de comunicación, "sometidos sistemáticamente un día tras otro", en tono increpante. "En todas las entrevistas se les cuestiona y se les pregunta si no hacen autocrítica, por esto, por aquello, por las cacerolas, o por lo que sea. El PIT-CNT hizo el caceroleo porque tiene muchos muertos atrás que cacerolearon, que pelearon, que lucharon, que fueron torturados y desaparecidos. Y las medidas de lucha para plantear sus reivindicaciones las resuelve el PIT con su gente y punto. Y no es una transgresión de nada. Puede hacer un caceroleo y muchos más y puede hacer lo que se le cante porque tiene una historia de militancia, de lucha, de resistencia. Cuando estábamos en el Penal de Libertad, mirábamos si flameaba o no la llamita de la Ancap. Ahí también estaba el movimiento sindical como en todas partes. Y para cerrar el tema de la autocrítica, es bueno recordar que los partidos tradicionales no se hacen su propia autocrítica. Nadie te recuerda que Mario Aguerrondo fue candidato del herrerismo en la elección del 1971 y que en el 1964 fundó la logia de los Tenientes de Artigas, nada menos que los que fueron a clausurar las cámaras por resolución de Bordaberry".

Cadenas y relato

El escritor y poeta considera que en la actualidad, la izquierda está "grogui" después del "sacudón" de haber perdido la elección en el balotaje de noviembre de 2019. "Por un lado no terminamos de saber exactamente dónde están las raíces (de ese resultado) y por otro, se percibe la sensación que hay un gobierno dirigido por una agencia de publicidad. Es muy difícil diagnosticarlo porque hay de todo en la casita que nos muestran, está acomodada y preparada con almohadones y todo lo demás. Nunca en ninguna parte bajo ninguna situación, un gobierno se ha desarrollado mediante conferencias de prensa que convocan permanentemente incluso para decir que fueron a tocar el himno a un destacamento de cuarenta en la frontera. Y entonces ahí van las cámaras y la agencia maneja todo eso. Me da la impresión que están mucho más pendientes de la nueva Ley de Medios que de la propia LUC, porque este es un gobierno que trabaja para los medios, y los medios trabajan para el gobierno".

Los gestos

En términos de análisis crítico, también se refirió a los posicionamientos y liderazgos en la coalición de gobierno, los espacios de poder y a las reacciones del sistema político ante el Plan Estratégico Nacional que el doctor Tabaré Vázquez presentó al gobierno en el contexto de emergencia sanitaria.

Rosencof cree el documento de Vázquez no fue suficientemente considerado ni profundizado por los medios de comunicación en su lectura de la realidad. "Ese trabajo fue un hecho de política mayor". Paralelamente, "si uno observa las diferencias notorias entre los integrantes de la coalición de gobierno, queda la sensación de no tener la menor idea de qué va a pasar en el futuro". En este sentido, aclaró que si bien no cuenta con datos o informaciones, está convencido que el presidente el Lacalle Pou y el ministro de Defensa, Javier García, seguramente deben estar preocupados por "ganar territorio" dentro de las Fuerzas Armadas, "a nivel de oficialidad y de la tropa, porque están en competencia con un sector que forma parte de la coalición que lo ha trabajado muy bien y que tiene a su frente a una figura que fue mando de toda esa tropa y que es oficialidad". Rosencof sostiene que la figura del ministro está "en desventaja" frente a la del senador y ex comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos. "El ministro de Defensa reparte canastas, reparte rebozos; cuando nace un niño va y regala mamaderas y allí va la prensa. Es una cosa insólita, siguen en campaña electoral, todos los días tienen que aparecer en algo. Por otra, aprovechan todas las coyunturas para embarrar las cosas que son pilares del Estado en este momento de pandemia, porque tienen un servicio de salud como nunca tuvo el Uruguay y tienen para la educación, la estructura de un Plan Ceibal del que ellos no tuvieron nada que ver".

La encuesta que no pudo ser

Rosencof cuestionó la decisión política del Mides de encargar una encuesta de opinión pública, asignada de manera directa a Equipos Consultores, en plena emergencia sanitaria, económica y social, para saber "comparar" gestiones.  

"El ministro (Pablo) Bartol está hace unos pocos días al frente de su nuevo trabajo, todavía no sabe dónde está parado, no sabe qué planes va a cortar, no sabe qué  achicar, no sabe qué provocar, pero contrata a una encuestadora. Llama a una conferencia de prensa un domingo para decir algo que no cabe en una conferencia de prensa de temas de Estado, sobre el Mides y las ONGs, sobre la base de un informe que ya venía elaborado de antes. Pero la prensa está allí. ¿No te digo que hay una agencia que lo maneja? Estamos perdiendo tiempo y estamos perdiendo país, porque si el grupo de los sensatos, de los capaces -que los hay en el gobierno- se dedicaran a hablar de políticas de Estado, tendríamos otro tipo de diálogo".

Las contracaras

A pesar de las fortalezas señaladas a la hora de "armar" un relato eficiente, pulcro y cordial, Rosencof considera que de vez en cuando desde el gobierno se filtran algunos mensajes frontales y duros. "Me quedo siempre con esa frontalidad de Manini que te tira su ideología en la cara o con la opinión del ministro de Ganadería (Carlos María Uriarte) que dijo que está en ese lugar en representación de los gremios rurales. O en relación a los cambios que quiere hacer el Instituto de Colonización, de que no es necesario quedar afincado cuando se recibe la tierra, y quiere que sus amigos de la Asociación Rural compren y manden al capataz a administrar. Yo te digo que han juntado el hambre y las ganas de comer y nosotros acá tomando mate en el cordón de la vereda", ironizó.

Los matices necesarios

Rosencof entiende imprescindible confrontar el relato oficial y hablar de temas que pueden incomodar la versión oficial que se difunde en los medios. "La agencia no quiere que se hablen temas fuera del libreto. Pongo un ejemplo: cuando se conmemoraron los 40 años del Golpe de Estado, el legislador Ope Pasquet, con mucha sensatez, coraje y valentía, dijo que el Partido Colorado no había realizado su autocrítica. Ni la izquierda se acuerda de ese episodio. ¿Pero qué autocrítica iba a hacer el Partido Colorado que tuvo a Pablo Millor que fue integrante del Consejo de Estado y luego ocupó un cargo de Senador? En aquellos años, la reacción de Jorge Batlle fue decir que Ope Pasquet era un imbécil, que 'siempre fue un idiota', por plantear que el Partido Colorado tenía que hacer una autocrítica por el golpe. Entonces, cuando se habla de mirar la historia y hacer autocríticas habría que confrontar estos temas también. Por otra parte, miro y observo con mucho respeto y alivio que en el Partido Nacional de Wilson, el nieto del Toba (Héctor Gutiérrez Ruiz) se haya parado y haya descubierto las imágenes de su abuelo y de Cecilia Fontana de Heber".

Para Rosencof, la historia del Uruguay está cargada de episodios republicanos, de tolerancia y respeto por los adversarios o quienes piensan distinto. Y ahí hay que colocar la mira, para superar este contexto tan complejo actual. "Mi vieja me enseñó que gente buena hay en todos lados. Y siempre hay espacio para encontrarnos". En este sentido, remarca que no hay que magnificar las expresiones de odio que se pueden leer a través de las redes sociales porque considera que es mejor dejarlas correr. "Cada cual toma de la feria lo que sirve para su olla. En este contexto actual, y después de escuchar a los científicos, creo que tenemos que mantenernos juntos, no porque ellos dicten y nosotros tomemos nota, sino porque el movimiento obrero, el movimiento estudiantil, los progresistas, somos la mitad del país".

El rol de la cultura

Por último, consultado sobre el rol de la cultura en este escenario actual, Rosencof recordó que cuando en tiempos oscuros para el país, Los Olimareños preguntaron qué podían hacer por la gente les respondieron, 'cantar loco, cantar'. "Cada uno de nosotros sabrá lo que tiene que hacer. Nosotros, seguir por la misma, como decía el Choncho Lazaroff, siempre por la misma".

La visita que mira al futuro

En las últimas horas se produjo la sorpresiva visita del presidente de la República, Luis Lacalle Pou al expresidente Tabaré Vázquez, para dialogar sobre el documento "Propuestas para un plan estratégico nacional en respuesta al impacto de la pandemia".

Para Rosencof, este encuentro cargado de simbolismo político, "es un hecho como para cantar el Himno. Fue lo más sensato de Lacalle y de los sensatos de su entorno que son visibles pero suenan a minoría. Han dado un paso hacia el futuro, donde los acuerdos nacionales y las políticas de Estado deben ser privilegiados en un país dividido en dos por equilibrio de adhesiones y marcados por nuestra historia, la de todos, que sentenció don José y que tanto subrayaba Seregni: 'Uníos, caros, compatriotas'. El Uruguay es de todos y debe ser para todos", concluyó.

Modificado por última vez en Martes, 02 Junio 2020 18:36
Inicia sesión para enviar comentarios