Fernando Pereira: "Pobres de nosotros si no tenemos la valentía de salir a dar la batalla cultural contra el discurso hegemónico"

Viernes, 24 Abril 2020 18:39
Valora este artículo
(12 votos)
Fernando Pereira Fernando Pereira Foto: Carlos Lebrato

Aún conmovido por el fallecimiento de su amigo Felipe Michelini, y sin poder darle un último adiós ni agradecerle por última vez su persistente trabajo por los derechos humanos, ni decirle que su palabra siempre transmitió calma en los momentos delicados, Fernando Pereira habló con el Portal de la central sindical en clave reflexiva. No eludió temas, analizó los últimos acontecimientos de la escena nacional y explicó los lineamientos para conmemorar el 1° de mayo en tiempo de pandemia. Dejó planteadas algunas inquietudes que especialmente le preocupan, como la campaña de odio que insulta todo lo que realizan los trabajadores y las trabajadoras. No se resigna a aceptar que "en las cloacas de las redes sociales" se insulte una y otra vez, incluso a quienes trabajan dando una mano a las personas con discapacidad o a los que sostienen con trabajo militante y honorario las ollas populares donde se le asegura un plato de comida a quienes lo perdieron todo.  

Está convencido que a pesar de los embates, agresiones y la hostilidad contra los sindicatos, lo que deben hacer las trabajadoras y los trabajadores organizados es continuar defendiendo sus valores históricos como la solidaridad, la unidad y la lucha, incluso en tiempos de distanciamiento social y pandemia. Y salir a dar la batalla cultural. Pereira dijo al Portal que no se puede admitir la pretensión de algunos que la única voz que se pueda escuchar sea la del gobierno. "Pobres de nosotros si no tenemos la valentía de salir a dar esa batalla cultural, no sé cómo vamos a dormir si no podemos enfrentar las voces que pretenden imponer el relato hegemónico del gobierno".  

Aunque evite hablar de ello y esté dispuesto a responder sobre todos los temas de la agenda nacional, es evidente que la partida de su amigo "Fela" Michelini fue un golpe duro para Fernando Pereira, así como para tantos y tantas que lo lloraron en silencio. Tal vez por ello, sus silencios se escucharon más profundos e intensos que nunca y cada palabra retumbó serena pero contundente. En una oficina pequeñal y al día siguiente que la Mesa Representativa laudara la forma en la que se conmemorará el próximo 1° de mayo, Pereira reflexionó sobre la actual coyuntura y especialmente, sobre los furibundos ataques que recibe de manera permanente el PIT-CNT.      

"La derecha y la extrema derecha han decidido que uno de sus enemigos principales es el PIT-CNT y lo decide sobre cualquier comentario. Puede haber una nota hablando de por qué las personas sordas del Uruguay tienen derecho a acceder a los informativos televisivos de la mañana y medio día y las respuestas son de odio al PIT-CNT. Insultan y se refieren con odio hacia las personas que se están preocupando por los sordos. ¿Cómo se puede definir a esas personas que son capaces de llenar las redes de odio incluso contra las personas que militan a favor de las personas con discapacidad? Sé que algunas son trolls pero que están trabajando para alguien. Y por supuesto hay otros que no tienen inconveniente de mostrar sus perfiles propios cargados de odio, de furia, de perversidad, de mentiras. Lo que sucede es que esa cultura del odio se va impregnando en otros que con menos maldad, se arman una idea sesgada".

¿Qué consideraciones hacés y cómo se llega a la reparación del muro grafiteado?

En Uruguay se tapan muros de grafiteros todos los días y el único que restituye un muro es el PIT-CNT. Nosotros hemos visto en estas horas diez o doce fotos de muros de artistas grafiteros tapados por los partidos políticos en campaña electoral. ¿Alguien restituyó los materiales? ¿Alguien le dio al grafitero la posibilidad de hacerlo? Solo lo hizo el PIT-CNT. Sin embargo esto no se dice y en los medios se coloca la primer parte de noticia. La otra parte de la noticia, de que nosotros ya hablamos con uno de los artistas que hizo ese trabajo y que está en España, eso seguro no se va a comunicar. Del mismo modo que sucedió cuando los medios se pasaron años amplificando la denuncia contra el Programa de Vivienda Sindical pero cuando la Justicia absolvió al PIT-CNT, a las organizaciones de las filiales y a todos los miembros, esos siete años de escarnio se transformaron en siete minutos y listo. Esto no es casual y lo ve mucha gente. No somos todos ingenuos. Cuando nosotros cometimos o cometemos errores, inmediatamente los enmendamos. Errores cometen todos en el seno de la sociedad.

Algunos analistas han señalado que existe una lupa grotesca sobre el PIT-CNT

Por supuesto que la hay. El PIT-CNT había definido la realización de cuatro actos, con todas las precauciones sanitarias y cuidados pertinentes. Iban a ser actos acotados, con menos de cien trabajadores, con dos metros de distancia entre cada trabajador. Además, había elegido plazas de más de una hectárea, pero se colocó esto en la agenda informativa como un problema inmenso. Nosotros escuchamos con mucha atención al cuerpo médico a través del SMU, a nuestros compañeros de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP) y también escuchamos a científicos que tienen mucho que vínculo con el movimiento sindical y tomamos la decisión de cambiar. Pero hay que decirlo, ese mismo cuerpo médico nos explicó que existen más riesgos sanitarios en las as colas del Brou o en las colas para vacunarse. Allí hay población de riesgo, personas que tienen edad vulnerable, que seguramente padecen algún tipo de enfermedad. Lo mismo sucede con los riesgos de las ferias. Pero el grito lo ponen por lo que iba a hacer el PIT-CNT. Nosotros evaluamos los contratiempos y cambiamos. ¿Alguien más recapacitó? ¿El Brou tal vez? No lo sé. Nosotros lo podemos hacer porque si esta organización  toma una decisión y se entienden que tiene contratiempos -especialmente si son sanitarios- se puede revisar, no hay nadie tan perfecto que no pueda reconsiderar una decisión que tomó la semana anterior, si no seríamos como piedras. Las personas sensibles y las organizaciones sensibles intentan resolver las cosas a partir de la reflexión.

Aunque haya matices o diferencias

Obvio que ayer en la MR hubo muchos puntos de vista diferentes, pero primó uno, primó éste, que hagamos una caravana que también será un fuerte testimonio de movilización del PIT-CNT. Como fue en la década del 70 con un 1° de mayo en la Iglesia Tierra Santa, donde hay colocada una marca de la memoria. O en otros espacios, en distintas formas culturales de expresión de aquellos días para celebrarlo. Pero hay que remarcarlo, no hubo un solo 1° de mayo, incluso bajo dictadura, donde no sucediera algo especial en el Uruguay y por suerte hay un grupo de historiadores que lo van a documentar. Se celebra esta fecha desde 1890 cuando en la cervecería de Giam-brinus se juntaron unos 200 sindicalistas y por primera vez en la historia de la Humanidad, una mujer habló en un acto sindical. Si tendrá historia este acto, si tendremos que defenderlo con la vida incluso. No lo podremos hacer en una plaza y la plaza será nuestra casa. Pero vamos a tratar de identificar nuestras casas con la bandera uruguaya, con la bandera de nuestro sindicato, vamos a abrazarnos con nuestras familias a escuchar el mensaje de la central de trabajadores, pero también vamos a conmemorar nuestro día por lo que sentimos, por nuestro trabajo o por la importancia del trabajo; por la importancia de los trabajadores organizados en una sociedad. Esos valores son valores a defender, la solidaridad, la unidad, la lucha, no vamos a dejar de luchar por una cuarentena voluntaria o por distanciamiento social. Veremos cuáles son los instrumentos más adecuados para los tiempos de pandemia. Pero me pregunto, ¿no tendrá que reflexionar el presidente Lacalle sobre el envío de un proyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC) que va a concentrar en la Cámara de Diputados -un ámbito cerrado- a más personas de las que nosotros íbamos a poner en una plaza abierta? ¿Acaso vamos a poder actuar con responsabilidad para convocar al resto de las organizaciones sociales? ¿Es lógico que se trate una ley de este impacto que trata temas de educación, de derechos laborales, de empleados públicos, de empresas públicas, temas vinculados a la seguridad, todo en una sola norma, en unas pocas semanas? ¿No tendrá que repensar el Parlamento si éste es el mecanismo o si tendrá que colocar proyecto por proyecto a los efectos de que el debate sea lo más democrático posible?

El gobierno alega que el proyecto de LUC fue difundido hace unos meses

Conocerlo no es debatirlo, conocerlo ya lo conocemos, le hemos planteado nuestras enormes diferencias con el modo de tratamiento del tema, hemos dicho que un trabajo conjunto que hizo el Parlamento uruguayo con el Instituto de Ciencias Políticas de la Facultad de Ciencias Sociales de la UdelaR, daba cuenta que el tratamiento de las leyes de urgente consideración es uno de los procesos que tiene menos calidad democrática, especialmente aquellas que son leyes 'ómnibus'. ¿Por qué no prestamos atención a este trabajo efectuado en forma conjunta? ¿No nos damos cuenta que esto tiene poca calidad democrática? Además, hay expertos constitucionalistas que dicen que esta ley es anticonstitucional. ¿Por qué no prestamos atención a estas advertencias que vienen también desde el mundo académico? Hay quejas abiertas de la UdelaR sobre la forma de tratamiento y sobre algunos aspectos que la ley incluye. La Fiscalía ha planteado que se mejoraron algunas cosas y otras se han empeorado. El movimiento sindical dice que es un proyecto que va a hacer retroceder en los derechos a los uruguayos. ¿Estas cosas no le importan al Parlamento, poder discutirlas en instrumentos de mayor calidad democrática? Nadie dice que el Presidente no tiene derecho a presentar esta LUC. Estamos diciendo que está utilizando un instrumento que es obviamente negativo para la calidad democrática.

¿Consideras que el actual contexto en el que el movimiento sindical y las organizaciones sociales no se pueden movilizar está siendo aprovechado por el gobierno?

Hay una derecha envalentonada y una izquierda con complejos. La izquierda tiene que levantar su programa. No es que alguien cuando pierde una elección, pierda la contienda ideológica. Y pierde una elección por veinte y pocos miles de votos. Todos tenemos que ubicarnos en nuestro lugar. Hubo un gobierno electo para gobernar, nadie dice que esa legitimidad no está, por el contrario, está colocada, pero también hay una oposición que tiene que jugar un papel legítimo en la sociedad y también están los movimientos sociales que tienen que empujar para el cambio.

Si la derecha se envalentona, tendremos que encontrar los mecanismos para responder. Pero acaso ¿podemos ver con normalidad que un subsecretario de un ministerio coloque los comentarios que hizo Rivera Elgue atacando la justicia uruguaya?  Si lo hiciéramos nosotros, dios mío. ¿Alguien puede considerar lógicas las afirmaciones que realizó el senador Manini Ríos en el Parlamento uruguayo? ¿Alguien puede ver como lógicos los agravios que muchas veces se dan por ejemplo en ASSE, que ya costaron renuncias en masa?

Estamos viviendo tiempos complejos y parece que la única voz hegemónica que puede escucharse en el Uruguay es la voz del gobierno. Nosotros tenemos que construir la voz contra hegemónica. Obvio que vamos a recibir más palos que un tambor por construir la voz contra hegemónica pero pobre de nosotros si no tenemos la valentía de hacerlo. No sé cómo vamos a dormir si no podemos enfrentar estas voces que pretenden imponerse.

Te dolió especialmente el episodio del mural

Me duele porque es un error que pega en nuestra gente, porque nosotros pintamos un trabajo de muralistas que se dedican a embellecer la ciudad. Y naturalmente que cualquiera que ve Montevideo, con los murales que hay en la rambla, con los de José Gallino, con los que hay por aquí y por allá recordando caras, causas y construyendo figuras abstractas de enorme belleza estética, son parte de nuestro patrimonio colectivo como ciudad, en una ciudad que amamos. Si otro daña la ciudad a nosotros nos duele, pero si la dañamos nosotros nos duele muchísimo más. Lo que hicimos rápidamente fue hablar con uno de los que participó en la pintada pero hoy hablamos con el que directamente hizo la pintada y que ahora está viviendo en España, bajo confinamiento obligatorio. Para reparar ese muro lo vamos a hacer en forma conjunta, ellos van a colocar a los artistas, los DJ's, la música, y nosotros vamos a colocar el blanqueado del muro y se va a reparar todo, no solamente el pedazo que nosotros pintamos, sino todo el muro. Estas son las formas de reparar los errores. No es rasgándose las vestiduras y colocando agravios e insultos al PIT-CNT que van a reparar el muro, es haciendo acciones como ésta. Cualquiera las puede hacer, este no fue el único muro tapado en la ciudad, los partidos políticos se cansaron  de tapar muros en la campaña electoral sobre el trabajo de grafiteros de enorme importancia, ellos mismos lo saben. Ninguno les restituyó la pintura ni se ofreció  para trabajar. Solo lo ha hecho el PIT-CNT y si se equivoca otra vez lo vamos a volver a hacer, a corregir los errores. También hay que tener en cuenta esto, que los compañeros que se equivocan salen por el amor a la camiseta a pintar en nombre del PIT-CNT, consignas que defienden con convicción, que lo urgente es la solidaridad, que lo urgente es la salud, que lo urgente es la gente que no tiene recursos, que lo urgente es que los productos de la canasta básica familiar sean accesibles. Y todo el que sale a hacer algo tiene el problema de poder equivocarse y también de poder repararlo. La organización lo va a respaldar y esto para mi gusto, es un valor en sí mismo. Esta parte de la noticia apenas se va a publicar.  

Hemos trabajado intensamente desde el momento en que sucedió. Cuando se conoció, fui hasta el muro, en el mismo momento, no es que dejé que me lo contaran, constaté el error, hablé con mis compañeros de propaganda, en la Mesa admitimos el error, hicimos un comunicado del Secretariado Ejecutivo y rápidamente accionamos.

El vínculo del PIT-CNT con la cultura es histórico. Los lazos solidarios se construyeron fundamentalmente en los momentos más duros

Nosotros defendemos el arte desde toda la vida. Todos estos días hemos estado hablando con la gente de El Galpón, con la gente de la música, del carnaval, todos ellos  se han quedado sin recursos para poder vivir, ellos viven del arte y se han quedado sin teatros, sin recitales, incluso los muralistas, se han quedado sin la posibilidad que los contraten para pintar un muro. No se piensa en estos muralistas en estos términos sociales, se piensa en ese mural que se tapó en forma errática, porque rinde para la derecha, porque se regocija con la mugre de las redes, siente satisfacción de su propia mugre. Cuando eso es lo peor que puede pasar en una sociedad que quiere construir valores democráticos, que se construyen dialogando, no generando odio. No hay que levantarle muros a nadie. No me han escuchado ni me escucharán jamás insultar a nadie. He recibido millones de insultos porque han elegido al PIT-CNT -no a mí personalmente- como blanco de los ataques desde todo punto de vista. Y mienten descaradamente. Todo el tiempo mienten. Estamos en un momento en el que algunos están subvirtiendo los valores y cuando se subvierten los valores, cuando se puede mentir en nombre de no sé qué demonio, lo que evidencian es que son personas pobres de espíritu.

Modificado por última vez en Viernes, 24 Abril 2020 20:01
Inicia sesión para enviar comentarios