Celebración del Día de la Maestra y el Maestro cargado de simbolismo y compromiso por la Escuela Pública

Martes, 22 Septiembre 2020 16:56
Valora este artículo
(0 votos)

Hoy 22 de setiembre se celebra en Uruguay el Día de la Maestra y el Maestro, en momentos en que muchos de los principios históricos de nuestra Escuela Pública están siendo puestos en cuestión. En una coyuntura especial, miles a través de las redes sociales se han pronunciado durante toda la jornada respaldando la lucha histórica del magisterio, agradeciendo el rol y compromiso de trabajadoras y trabajadores de la educación pública no solamente durante la pandemia, sino a lo largo de tantas historias de vida compartida. Claro que no faltaron los dibujos, las imágenes y las palabras de cariño y agradecimiento de niñas y niños que se expresaron en clave de amor profundo.  

Este Día de la Maestra y el Maestro, las redes sociales se llenaron de fotos –muchas en sepia o blanco y negro- recuerdos de vidas pasadas, abrazos a la distancia, y tantas palabras de agradecimiento que salen desde el alma.   

En un día de celebración y compromiso, la secretaria general de la FUM-TEP, maestra Elbia Pereira, compartió un mensaje a sus colegas y a la sociedad toda, en el que reafirma la importancia de la educación pública para todas y todos. Pereira recordó además el pensamiento de la educadora  Enriqueta Compte y Riqué.

“Hoy es un día muy especial para el magisterio, en un año distinto. El año 2020 quedará en el recuerdo de los que vivimos y formará parte de esos que no se borran ni se olvidan. Para miles de maestras, maestros, niñas, niños y comunidades, será especial. En marzo, iniciamos los cursos sin siquiera imaginar lo que se aproximaba. Pensábamos que acá no llegaría, pero no fue así y llegó y con la pandemia también llegó inmediatamente el compromiso de las Maestras, con mayúsculas, movidas por el amor a niñas y niños, que las ubicó en la primera línea. Sin dudar, se distribuyeron viandas de alimentos, se repensaron formas de llegar a todas y todos, se supusieron exigencias, temores, incertidumbres, muchas veces frustraciones y más. Todo esto fue posible, porque maestras y maestros que a lo largo y ancho del país apuestan a tan noble profesión por y para todas las niñas y los niños”.

En su mensaje, la secretaria general de la FUM-TEP sostuvo que siempre es bueno tomar el tiempo para releer obras de grandes maestros y maestras que forjaron la historia del magisterio. Fue allí que se refirió a la educadora Enriqueta Compte y Riqué. Pereira dijo que cuando ella comenta los primeros capítulos de la Educación del Pueblo, señala que «la educación en nuestros días, si no atiende debidamente todos los factores que fuera de la escuela, tienen influencia sobre el niño, destruye los males de la ignorancia pero crea otros desconocidos para la ignorancia, aumenta la fortuna de unos explotando la que a otros debe pertenecer, no prolonga la vida, la corta con enfermedades cuya propagación facilita y, en esas condiciones, no puede aumentar la felicidad puesto que deja a campo abierto a nuevos crímenes y nuevos vicios. La felicidad, la riqueza y el poder de las naciones se fundan en la felicidad, la riqueza y el poder de los individuos. La escuela –dice Enriqueta Compte y Riqué- no tiene el derecho de imponer un camino al porvenir, solo le corresponde ofrecer la más amplia perspectiva del estado social de su época, enseñando a subir donde ella no podrá alcanzar, para dominar la vista de lejanías, cada día más y más».

Pereira concluye su mensaje a sus colegas reconociendo el compromiso histórico de sus colegas por una educación pública para todas y todos. “Con estos pequeños  fragmentos quiero enviarle un abrazo fraterno a miles y miles de compañeras y compañeros colegas que han dado todo por una educación pública para todas y todos a lo largo de toda la vida. Feliz día, queridas y queridos compañeros”.

Modificado por última vez en Martes, 22 Septiembre 2020 20:02
Inicia sesión para enviar comentarios