Judiciales crean comisión de género y denuncian "doble cara" de la política

Viernes, 18 Septiembre 2020 16:27
Valora este artículo
(4 votos)

Si bien más del 70% de quienes trabajan en el Poder Judicial son mujeres, por distintas razones, el sindicato de judiciales no contaba con una comisión o departamento de género. Fue en los últimos meses que finalmente se creó la Comisión de Género de la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU) que se abocó desde el primer día a generar espacios de comunicación interna para conocer de primera mano cuáles son las principales preocupaciones del trabajo cotidiano dentro del Poder Judicial, así como también, en relación a lo que sucede “afuera y después” de la jornada laboral, generalmente vinculado al síndrome de Burnout y el agotamiento físico y mental debido al estrés crónico asociado con el trabajo y el empleo. Quienes trabajan atendiendo a las víctimas de violencia doméstica en Montevideo y el interior, pero también quienes deben concurrir a las cárceles, están en contacto cotidiano con la violencia pura y dura. Son mayoritariamente mujeres empleadas públicas, también estigmatizadas por la construcción social que dice que no trabajan, que están en la cómoda, que marcan tarjeta (ahora ponen su huella digital) y se van a otros trabajos.

Sin embargo, muchas estudian, se capacitan y se forman en las escasas horas libres que le ganan a sus familias, a las tareas de la casa y los deberes escolares, indefectible y patriarcalmente impuesto como un “asunto de ellas”. 

Poca gente sabe que quienes trabajan en los juzgados de familia especializados también reciben amenazas, son víctimas de aprietes y de cuasi extorsiones a través de redes sociales por parte de quienes se sienten perjudicados por su trabajo.

Nohelia Corbo, integrante de la Comisión de Género de la AFJU, comenzó a militar porque ya no daba más. “En la oficina estábamos totalmente desbordadas de trabajo y me acerqué al sindicato a pedir ayuda. Ahí comprobé que lo que me pasaba a mí le pasaba a muchas otras personas porque todos estábamos muy mal”.

Corbo cree que una parte de la sociedad sigue creyendo que en el Poder Judicial “se trabaja con papeles”, cuando en realidad, “se trata de personas, porque cada expediente implica a familias, su vida, la libertad, la cárcel, los hijos, ahí está en juego lo más valioso que tiene un ser humano”. Sin embargo, hay quienes insisten en etiquetar desde el prejuicio a quienes trabajan en el PJ y cuestionarles por el mero hecho de ser empleados públicos.

Pasen y vean

Para la integrante de la Comisión de Género de la AFJU, sería bueno que la gente pudiera conocer cuáles son las condiciones de trabajo dentro del Poder Judicial. Precisamente, este ha sido un reclamo histórico de quienes trabajan en los juzgados de familia especializados que consideran que sería saludable que ingresaran los medios de comunicación, para poder ver y contar lo que allí sucede, mostrar la sobrecarga de trabajo, que la población pueda ver cómo funcionan los juzgados en los que se atiende a las víctimas de violencia intrafamiliar y de género. De qué se habla cuando se dice que esos juzgados están al borde del colapso. Y testimoniar cómo trabajan los equipos interdisciplinarios casi siempre al límite de lo humanamente admisible.

“Estaría bueno que la gente supiera que cuando pedimos recursos para el Poder Judicial estamos hablando de ello. Se necesitan recursos para atender mejor a las personas, hoy no alcanzan los recursos humanos ni los materiales que tenemos”.

Según Corbo, hay un discurso del sistema político en relación a la violencia hacia las mujeres basada en género. “Es la doble cara de la política, porque la Ley de emergencia de violencia de género se votó pero como muchas cosas que surgen en el Parlamento, carecen de recursos y eso fue lo que pasó, al Poder Judicial no llegaron esos fondos”. En este sentido, señaló que es un asunto de todo el sistema político. “El Poder Judicial ha sido relegado en varios periodos presupuestales de distintos gobiernos”, apuntó.

Procedimientos

La AFJU acompaña y asesora a quienes denuncian situaciones de acoso y otro tipo de violencias. “En AFJU, se recibe la denuncia y los asesores letrados del sindicato entrevistan a los denunciantes para analizar si corresponde formular una denuncia formal frente al organismo”. De todos modos, Corbo considera que debería existir otro tipo de contención y preocupación institucional del PJ hacia sus propios funcionarios que trabajan en contacto cotidiano con la violencia.

Comisión de Género

Días pasados, la Secretaría de Género, Equidad y Diversidad Sexual del PIT-CNT realizó un primer taller de sensibilización con la Comisión de Género de la AFJU. El taller fue presencial pero también contó con la participación de trabajadoras del interior del país a través de Zoom. Cabe destacar que la actividad contó con un intérprete de lenguaje de señas.

Milagro Pau, responsable de la Secretaría de Género de la central sindical, contó al Portal del PIT-CNT que el taller fue un éxito, y que apenas fue el inicio de una serie de actividades y nuevos talleres que se realizarán en los próximos meses. “En esta primera instancia realizamos un abordaje de la violencia y en los siguientes talleres también incluiremos el tema de la identidad de género”.

Pau valoró especialmente la actividad en el marco de la Comisión de Género de la AFJU, en el actual contexto que atraviesa el país. “No hay que olvidar que la LUC plantea un nuevo escenario y nosotras debemos estar atentas a las modificaciones que se pretenden imponer”.

Asimismo, también mencionó las particularidades del trabajo que tienen que desempeñar las funcionarias y los funcionarios del PJ que en ocasiones, quedan “expuestas a situaciones vulnerables”. Pau dijo que la formación de la Comisión de Género representa un salto cualitativo para el sindicato de judiciales.

El taller que realizó la Secretaría de Género del PIT-CNT estuvo a cargo de Milagro Pau y Carmen Gambera, ambas integrantes del sindicato de AEBU.

Nosotras felices de sumar, aportar algo y acompañar este proceso de la AFJU porque entendemos que hay que hablar de la violencia de género, de la discriminación y tenemos que tomar conciencia de estos temas”.

Por su parte Corbo remarcó que las integrantes de la Comisión de Género aspiran a que de aquí en más, "se incorporen más compañeras" a las reuniones y talleres.

Brutal

Nohelia Corbo es estudiante de Psicología y trabaja en los juzgados de ejecución penal que son los que llevan el trámite de los penados. “Durante más de un año me tocó hacer visitas de cárceles con la magistrada de la zona metropolitana. Para mi es un trabajo fascinante pero también es bravo ver tanta gente joven, adicta, entre ratas, y claro que te preguntás a vos misma ‘cómo puede ser que estos chiquilines estén acá adentro’, es brutal”.

 

Modificado por última vez en Viernes, 18 Septiembre 2020 19:33
Inicia sesión para enviar comentarios