Daniel Baldassari (Onajpu): "A los uruguayos nos caracteriza la lucha indoblegable, aún en las peores condiciones"

Miércoles, 13 Noviembre 2019 19:56
Valora este artículo
(1 Voto)

La Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) está atenta a los escenarios posibles a partir del resultado del balotaje del próximo domingo 24. Considera que es mucho lo que está en juego y considera que el futuro de las jubilaciones y pensiones estarán atadas directamente al modelo de país que resulte vencedor en el acto eleccionario.

Según explicó el Portal el secretario general de la Onajpu, Daniel Baldassari, lo primero que la ciudadanía tiene que valorar es la democracia plena que tiene el Uruguay. "Es una gran virtud que hemos conquistado", señaló, al tiempo que recordó "las duras luchas que hubo que dar mientras no tuvimos la posibilidad de ejercer nuestro derecho legítimo al voto".

En relación a la coyuntura nacional actual, Baldassari reseñó lo que entiende han sido "mejoras notorias"  de las políticas económicas en comparación a la situación que afrontaban los jubilados y pensionistas en el pasado. "Estamos preocupados por lo que puede venir, en saber qué va a pasar con las jubilaciones" aseguró. "En la década de los 90 prácticamente no se convocaron los Consejos de Salarios, salvo un par de gremios y sindicatos, como el de la salud privada y el del transporte, que son tarifados y eran los únicos que negociaban con las limitaciones del caso. Por lo tanto, al no convocarse los Consejos de Salarios las jubilaciones y pensiones en aquellos años quedaron por debajo del costo de vida, es decir, lo que nos cuesta vivir diariamente, mensualmente, a cada jubilado y pensionista". Como contracara, mencionó lo que aconteció con las jubilaciones y pensiones a partir de las políticas aplicadas en los últimos quince años. "Se han convocado ampliamente a los Consejos de Salarios, es decir, se priorizó la negociación colectiva y se aplicó la norma del año 1989 lo que dio como resultado que las jubilaciones y las pensiones en los últimos quince años  aumentaron más del 55% como promedio. Además, hubo un ajuste extraordinario que no estaba previsto en la norma constitucional, pero que sin embargo lo logramos, que fue el ajuste del mes de julio para las jubilaciones y las pensiones mínimas".

Según el secretario general de la Onajpu, los grandes desafíos que tendrán como colectivo de cara a los escenarios posibles, indefectiblemente pasan por "trabajar", "luchar", "movilizarnos por consolidar lo que hemos conseguido -que es importante-, pero a la misma vez tener la chance de seguir progresando en la conquista de las reivindicaciones pendientes". En este sentido, mencionó que el Banco de Previsión Social tiene una "tasa de reemplazo muy baja" por lo que "es una fábrica de producir jubilaciones bajas".  Baldassari aseguró que en la actualidad, unos 150 mil jubilados o pensionistas ganan menos de $12.462, "pero luego tenemos otros 250 mil que ganan hasta 20 mil pesos y después tenemos otro tanto que están hasta los 27 mil pesos".

La Onajpu entiende imprescindible que, luego que se conozca quién tendrá la responsabilidad de gobernar el país, se convoque a un gran diálogo para reformar el sistema social, "pero no como quieren algunos para quitar derechos, sino para seguir avanzando en lograr nuevas reivindicaciones que permitan al jubilado y al pensionista vivir con dignidad esta etapa de la vida que nos toca vivir".

Coyuntura

"Yo creo que los uruguayos tenemos esa característica de la lucha indoblegable, persistente, aún en las peores condiciones, como cuando la tuvimos que dar por la libertad, por la democracia y por los derechos. Tenemos que mirar esto con mucha atención; es notorio que hay una gran inequidad en nuestro continente. Si uno ve la base de los conflictos que se están dando tienen una fuerte impronta de inequidad, porque se han privatizado las empresas públicas, se privatizó la educación, se privatizó la salud, se privatizó la seguridad social y se la considera un comercio más, es decir, está todo privatizado y eso genera inevitablemente malestar. Y estamos repitiendo de alguna manera lo que ya ha ocurrido, y es que si un Estado no tiene los instrumentos para influir en el mercado, el mercado por sí solo no resuelve los problemas de la inmensa mayoría de la gente y en particular de aquellos que están más desprotegidos. Eso está en la base de toda esta conflictividad que nosotros decimos, qué casualidad que detrás de cada uno de esos conflictos hay fenómenos como son las recetas del FMI. Veamos lo que pasó aquí al lado, en la Argentina, en Ecuador, también podemos ver con variantes, porque son otras características, lo que está ocurriendo en Chile. Y  ahora lo que está sucediendo en Bolivia. Allí, incluso hubo una mejor distribución de la riqueza. Sin embargo, en general, podemos comprobar  que hay una gran desigualdad en el continente y eso supone el gran hartazgo de la gente,  de no tener perspectivas de cambiar esa situación y de que no se vean  resueltos sus problemas. De todos modos, la represión no es el camino. Nada justifica un golpe de Estado porque eso es violentar los sagrados derechos de los pueblos de vivir según como se lo planteen con la libertad, la democracia, los derechos para todos. Y luchamos mucho en nuestro continente para que nunca más pasaran estas cosas. Sin embargo, personalmente entiendo que esa base de tanta inequidad, de tanta diferencia, o como se dice ahora, la grieta que existe donde unos acumulan riquezas impresionantes y otros no tienen lo más elemental, esa es la base material de toda esta situación que nos duele tanto".

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Noviembre 2019 20:01
Inicia sesión para enviar comentarios