Usted está aquí:Trabajadores/Negociación colectiva/Grupo 22 | Ganadería, Agricultura y actividades conexas
Viernes, 04 Agosto 2017 06:00

Cállese, hágalo o váyase

Los trabajadores de Curtifrance han denunciado ante las autoridades las condiciones laborales a las que están sometidos y los riesgos a los que se enfrentan. Asimismo, en diálogo con el Portal, explicaron distintos atropellos de la patronal hacia los trabajadores, especialmente los sindicalizados.

Desde la Unión de Obreros Curtidores (UOC) se le solicitó a la inspección general del trabajo que atendiera una serie de condiciones en Curtifrance que refieren a aspectos sanitarios y con el medio ambiente.

Según el sindicato, Curtifrance S.A. cumple en forma con las bipartitas de salud y seguridad ocupacional, “pero los trabajadores no vemos avances en los reclamos que se le plantean correspondiente a dicha materia”. En este sentido, solicitaron que se interceda ante la Dinama “o se proclame acerca del  proceso de recuperación de cromo dentro de la planta”. Los trabajadores plantean que el polvillo residual del proceso de rebajado no se aspira, y las máquinas carecen de extractores para este fin; asimismo, que la calefacción está dañada hace más de 1 año, “los baños no están conectados a la red cloacal, sino a la planta de tratamiento y por estos se filtran gases de sulfuro y la planta de tratamiento de efluentes no cuenta con servicio de agua de red”.

Pablo Da Silveira, delegado Syso explicó al Portal del PIT-CNT que las condiciones de trabajo “son deplorables, se llueve encima de las máquinas, de tableros, escasea la extracción de gases, no hay capacitación para los trabajadores nuevos, ni siquiera para quienes manipulan productos químicos”. Según el dirigente, Curtifrance ha violado en reiteradas oportunidades dicho convenio de rama, dando la ropa fuera de tiempo y forma, teniendo compañeros cumpliendo tareas de orden superior hasta 2 años, sin recibir la categoría y pasándose del 20% de personal tercerizado en ocasión del convenio anterior, así como no reconocer la antigüedad ni categoría de personal que renunció y volvió a trabajar dentro del año móvil”.

Curtifrance es una empresa del ramo de la curtiduría, radicada en Montevideo, fundada el 16 de diciembre de 1956, en el corazón de Nuevo Paris. “Desde que se formó el comité de base en el 2004 esta empresa arremete contra los trabajadores organizados, despidiendo a todos los integrantes de ese comité”. De acuerdo a lo que Da Silveira informó al Portal, luego de la intervención del PIT-CNT la empresa tuvo que retomar a los delegados.

Los obreros curtidores de Curtifrance están abocados a la producción de cuero automotriz, tapizado de muebles, descarne y zapatería.

“El conflicto nace de la patronal al querer imponer sin hablar con los trabajadores la tarea de mantenimiento en la producción y suspendiendo a los trabajadores que se nieguen a hacerlo. Los suspende y no les comunica la sanción, solo deja la orden en portería que el funcionario no puede ingresar a planta; hoy tenemos tres trabajadores suspendidos por acatar la medida de no hacer mantenimiento, y uno de ellos es delegado”.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Miércoles, 09 Agosto 2017 15:22
Inicia sesión para enviar comentarios