Usted está aquí:Sala de prensa/Noticias/Plenario de autogestión del PIT-CNT analizará plan estratégico y de organización a impulsar en el Fondes - Inacoop
Lunes, 15 Mayo 2017 14:43

Todo lo que quería saber sobre los trabajadores de la caña de azúcar

Alexis Moreira, integrante de la dirección de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA), se sintió sorprendido y además le causó gracia cuando escuchó a un dirigente político decir que el convenio que tenía UTAA con ALUR “era un soborno al Estado”. Esto lo llevó a pensar que “si los parlamentarios donaran unos pocos pesos para los trabajadores cañeros se terminaría con el premio de ALUR. Lo que quedó demostrado es que se está ante una campaña político partidaria. UTAA y ALUR “siempre hemos intentado que el premio fuera considerado como parte del salario” y eso “no ha sido posible por la oposición de la Asociación de Plantadores”.

Con la finalidad de explicar cómo surge el pago extra (premio por productividad) para los trabajadores zafrales de la cosecha de caña el dirigente de UTAA recordó que en 2006 se consigue en la zona una recuperación salarial a partir de la creación de ALUR. “En ese año los compañeros de la empresa logran una recuperación del 50% de su salario mientras que nosotros, los trabajadores del campo, obtienen sólo un 20% de recuperación. Se debe tener en cuenta, además, que el sueldo en esos momentos era muy bajo y que esa recuperación tenía como base un salario reducido. En ese momento resolvimos que si no se consigue un ajuste mejor con la Asociación de Plantadores, que son los productores con los cuales negociamos, había que negociar con ALUR ya que si se levantaba la cosecha se perdería todo”.

Sostuvo tajantemente Moreira que “la gente no estaba dispuesta a perder todo, teniendo en cuenta que en la zona había, hoy mucho menos, pocas fuentes laborales. Nos encontramos con que ALUR venía creciendo y se llevó adelante la pelea por aumentar nuestros ingresos y mantener la fuente laboral. En ese momento con, Raúl Sendic, en ese momento presidente de Ancap, y con el presidente de ALUR, llegamos a un acuerdo a partir del cual se creaba esta forma de plus económico para los cañeros. Lo que significó un 5% por arriba del ajuste del salario logrado con la
Asociación de Plantadores. Este acuerdo significó en ese momento un 0,50 centésimos más por tonelada cortada durante toda la zafra (la cual tiene una duración de unos cinco meses) y no era casi nada, significaba unos $180 más. Tiempo después se lograron que se dieran dos fardos de azúcar de 40 kilos, cosa que antes el trabajador no tenía”.

De esta forma se comenzó una negociación, la cual llevó a que luego del 5% logrado en 2006 se ajustara de acuerdo al IPC. Lo cierto es que si en el primer año se cobraban $ 180 al otro año no se van a recibir $1.000, “es imposible. La lucha sindical y teniendo en cuenta el ajuste por IPC se llegó a que el año pasado se llegó a que se pague $22,93 por tonelada. Esta cifra rinde y nos encontramos con trabajadores que pueden recibir unos $7.000 por ese concepto. De todos modos se debe tener en cuenta que se trabaja a destajo y que gana más el que se queda a dormir en la chacra para realizar más horas, trabajando de sol a sol. Por lo que el que se rompe el (alma) es quien puede llegar a los $7.000. Al segundo o tercer mes de la zafra se paga un adelanto. Si vas cortando 100 toneladas de caña se adelantan $2.000 y si no se llega a ese tonelaje se adelantan $1.500. Si al culminar la zabra los compañeros no logran superar el adelanto no cobra nada y hay quienes reciben $1.000 más por su rendimiento”, informó el dirigente de UTAA.

Legalización del premio

Moreira manifestó que lo que nunca se ha podido hacer es que “se legalizara el premio por tonelada cortada. Desde hace mucho tiempo los trabajadores hemos planteado que se incorporara al salario. Lo que debe quedar claro es que nosotros no somos empleados de ALUR, quién es la que nos premia por tonelada cortada, trabajamos para los productores. Los productores son los que plantan la caña, ALUR le paga a ellos y a nosotros nos pagan los productores”.

UTAA y ALUR “siempre hemos intentado que el premio fuera considerado como parte del salario, pero somos empleados de los productores. Los productores señalan que les significa un sobrecosto reconocer el premio y que no cumple con el acuerdo que existe con el sindicato. Hoy la difusión pública y la creación de una Comisión Investigadora en el Parlamento nos permite que nuestro planteo de que sea incorporado el premio al salario sea noticia. Lo bueno es que un reclamo de los cañeros sea atendido, hoy después de tantos años de reclamos, a nivel parlamentario”, indicó el sindicalista.

El dirigente de UTAA subrayó que “está bueno que nuestra reivindicación se conociera a través de los medios de comunicación y del Poder Legislativo. De todos modos hay una gran ignorancia entre los que dieron a conocer este tema. No se tiene en cuenta que lo sucedido en 2006 fue una solución para nuestro problema, más allá de que fuera muy poco dinero en ese momento”.

Moreira se sintió sorprendido y además le causó gracia cuando escuchó a un dirigente político decir que el convenio que tenía UTAA con ALUR “era un soborno al Estado”. Esto lo llevó a pensar que “si los parlamentarios donaran unos pocos pesos para los trabajadores cañeros se terminaría con el premio de ALUR. Lo que quedó demostrado es que se está ente una campaña político partidaria. Hay que tener presente que la producción de la caña y ALUR existe por la lucha que llevaron adelante los trabajadores nucleados en UTAA y hoy nos encontramos que somos los menos beneficiados”.

Valora este artículo
(4 votos)
Modificado por última vez en Lunes, 15 Mayo 2017 15:42
Inicia sesión para enviar comentarios