Viernes, 07 Abril 2017 17:57

El hambre duele

En tiempos en el que desde las redes sociales muchos opinan sobre macroeconomía, en el Uruguay del siglo XXI, en el que se debate de inversiones de mega emprendimientos industriales, hay una carpa que interpela olvidos.

Por estas horas, el Uruguay fue testigo de una huelga de hambre de cuatro trabajadores de Bella Unión que le mostraron al país que sus familias no dan más. Uno de los trabajadores tuvo que ser internado debido su estado delicado de salud. Fue atendido en el Hospital Maciel y ya está pronto para regresar a Bella Unión para juntarse con su familia que estaba viviendo horas de angustia. Allá, en el norte del país, un puñado de trabajadores y sus familias viven de lo que pescan. Los alimentos que reciben niños y adultos son los pescados que pueden obtener en el predio que ocupan.

Fernanda Aguirre, responsable de DDHH del PIT-CNT explicó la crudeza de la situación que afecta a estos trabajadores de UTAA. También informó al Portal que se abrió un espacio de negociación de tres semanas para que se busquen soluciones. Los cuatro trabajadores interrumpieron su huelga de hambre pero la carpa permanece frente al Palacio Legislativo.

“Es un impasse para poder negociar mientras que los compañeros puedan seguir pescando en el predio no como ocupantes sino con características de habilitación para hacerlo, y esto es parte del proyecto productivo que tienen esas familias”.

Aguirre sostuvo que el emprendimiento de los trabajadores no solamente prevé trabajar la tierra sino además un proyecto de pesca artesanal. “Hoy comen lo que pescan, y venden algo que puedan tener excedente, pero hoy día ese es su sustento”.

La intención de los trabajadores de UTAA es permanecer a futuro en ese predio aunque el Instituto Nacional de Colonización evaluará algún otro terreno como alternativa, después de la Semana de Turismo. “Hay una puerta abierta para que los compañeros miren hacia adelante y por ello levantaron su huelga de hambre” explicó.

El desgaste que generó esta huelga en la salud de los trabajadores requiere un seguimiento y cuidado especial en esta etapa que comienza por estas horas. “Fue una medida extrema porque extrema es la situación de estas familias y eso es importante que la gente lo entienda, porque sus familias están en Bella Unión en situación extrema y comen de la pesca de ese terreno” aseguró Aguirre. “Lo que están viviendo estos trabajadores y sus familias es una tragedia de subsistencia” remarcó.

La responsable de la Secretaría de DDHH del PIT-CNT sostuvo que “todavía queda mucho por construir, porque los avances que se han logrado en estos últimos años y que nadie los niega, están muy lejos de cubrir las necesidades reales de todo el pueblo uruguayo. Hay zonas de nuestro país que siguen viviendo situaciones de miseria muy importantes, como por ejemplo Artigas y Bella Unión. Entonces si bien los números macro son importantes para las estadísticas no lo son para la gente que hoy no puede comer. Estamos hablando de lo más básico para un ser humano, para un trabajador y sus hijos, el derecho a comer” subrayó. “Las estadísticas y los números macro no son tan importantes como la gente”.

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Viernes, 07 Abril 2017 18:18
Inicia sesión para enviar comentarios