Jueves, 30 Marzo 2017 18:42

Gremios del transporte molestos con la AUF por la decisión desacertada de jugar el clásico el miércoles

Los inconvenientes que ha traído el clásico en materia de seguridad pública, lo cual hizo postergar el encuentro para el miércoles 5 de abril, llevó a que la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) se encuentre ese día en estado máximo de alerta y que el personal sindicalizado del servicio suburbano paralice sus actividades cuatro horas antes del encuentro y cuatro horas después de que el mismo culmine. El riesgo de agresión de personas y la destrucción que sufren las unidades de transporte en encuentro deportivos masivos llevaron a que los trabajadores tomen medidas de protección como esta.

Mario de Sáa, integrante del sindicato del sector urbano, le dijo a el Portal que la Unott al ser una unión y no una federación no tomó una posición general de paralizar las actividades como lo hace el sector suburbano. Informó que "todos reconocen las garantías de seguridad que anunció el Ministerio del Interior (MI), las cuales serán ajustadas y coordinadas el próximo lunes, pero que existen diferencia a la hora de aplicar las medidas. Por esta razón el sector urbano, luego de un gran debate y teniendo en cuenta que sin transporte el caos podría ser peor, resolvió trabajar el miércoles normalmente. De todos modos se mantendrán en estado de alerta y ante cualquier inconveniente o agresión se definirán las medidas a tomar".

El dirigente del transporte fue categórico a la hora de señalar que si tocan a un trabajador "se tomarán medidas". Y agregó que "integrantes del Consejo de la AUF, no todos, serán los responsables de los desmanes que puedan suceder por tomar la resolución desacertada de que se juegue un clásico en un día de semana".

Suburbanos paran                                                    

Oilcar Camaño, integrante de la Federación Obrera del Transporte Suburbano (FOTS), por su parte le informó al Portal que "nosotros paralizaremos los servicios cuatro horas antes de que comience el clásico y cuatro horas después de que termine se reintegrarán al trabajo. Esta medida no es en contra del MI ni de la gente que quiere participar de un espectáculo deportivo. Apuntamos a la seguridad de los trabajadores que ya están cansados de soportar cualquier tipo de agresión en eventos de este tipo. Estamos en contra de los violentos y por eso llevamos adelante este plan de medidas".

El dirigente de la FOTS que trabaja en la empresa Copsa indicó que mucha gente sale temprano de sus domicilios cuando hay eventos de esta categoría y como las distancias son largas toman sus precauciones a la hora de salir. A otros les gusta llegar muy temprano al Estadio y esto "nos lleva a parar cuatro horas antes".

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Jueves, 30 Marzo 2017 19:23
Inicia sesión para enviar comentarios