Dolor y alegría: “Brasil nos duele” y la ley de insolvencia patronal es “un gol de media cancha”

Martes, 09 Octubre 2018 23:55
Valora este artículo
(4 votos)

Como sucede en la vida misma, el dolor y la alegría muchas veces se mezclan en un momento. Esto genera un conflicto de sentimientos y sensaciones difícil de explicar y sobrellevar. Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT, le manifestó al Portal que estaba experimentando “un inmenso dolor por la fragilidad de la democracia que se vislumbra en Brasil” y que también sentía “una enorme alegría porque la aprobación de la ley de insolvencia patronal es un gol de media cancha”.

El dirigente de la central sindical manifestó que “si bien aún no ha culminado la elección final en Brasil, lo cierto es que las condiciones democráticas son negativas para el país hermano, para la región y para los derechos humanos. Esto es así porque no triunfó una fuerza conservadora, que llamamos de centro derecha, ganó una persona que defiende la tortura, la dictadura, la exclusión de los gay, que es un misógino, machista y, por sobre todo, es un gran fascista. Incluso, no hace nada para demostrar que no es todo esto, por el contrario lo promueve, lo fomenta, lo que es grave”.

A modo de autocrítica agregó que “no se ha dado el debate necesario y suficiente en Brasil y en América Latina sobre que significa la derecha para el Continente, que significaron las dictaduras militares que se instalaron en la región, que dramas sociales y económicos les trajeron a nuestros pueblos. Al no dar esta discusión la gente se queda con la imagen de que durante la dictadura había más seguridad. Sin embargo, pasamos penurias de todo tipo, la crisis económica más importante del país y nos convertimos en una sociedad sin ningún tipo de derecho, con su creatividad limitada. Estos temas no los hemos colocado en el debate. No queremos tener los ojos en la nuca, lo que queremos es mostrar lo que es el fascismo cuando está en el poder. Por eso nos preocupa que el 46% de los brasileros, en un país que es casi un Continente, pone en peligro las democracias Latinoamericanas. Confío en que los millones de ciudadanos que no votaron van a despertar y que el debate sobre los temas importantes para Brasil y América Latina los lleven a reflexionar sobre los riesgos que significa (Jair) Bolsonaro para la democracia de la región”.

Pereira subrayó que no se trata de llevar adelante un debate entre izquierda y centro derecha, de lo que se trata es de llevar adelante un debate entre “izquierda y fascismo, entre defender el modelo democrático y la dictadura. El discurso armamentista y antidemocrático que lleva adelante Bolsonaro es sumamente preocupante. A tal punto llega su posición que es mucho peor que la de (Donald) Trump, lo que es mucho decir. De todos modos estamos comparando guatemala con guatepeor, porque en el fondo llevan adelante una misma filosofía autoritaria y desconocedora de los derechos elementales de los ciudadanos. También llama la atención el proceso que llevó a mucha gente que apoyaba a Lula se pasara a votar a la derecha fascista, que no cree en la institucionalidad, en la democracia”.

Barbas en remojo

El Presidente del PIT-CNT admitió que en nuestro país no han aparecido, por el momento, candidatos como Bolsonaro. “Sin embargo, no hay que subestimar a quienes manifiestan posiciones radicales de derecha. No me refiero a los principales candidatos de los partidos que hoy tienen chance de ganar la elección en nuestro país. Pero, asoman algunos que hacen campaña atacando al sistema político, al movimiento obrero, la institucionalidad, que no se presentan en el Parlamento cuando son convocados, que traen a norteamericanos para hablarnos de seguridad cuando en su país la inseguridad es el principal factor para los ciudadanos y los estudiantes que son asesinados de forma cotidiana en las Universidades. Por eso lo mejor que se puede hacer es debatir sobre todos estos temas. Es necesario que las posiciones retrógradas sean conocidas por la gente y sepan cuáles son las posiciones de quienes están en contra”.

Pereira indicó que “para ser franco en Uruguay, a pesar de mi debate duro con (Edgardo) Novick, él no está representando la línea de Bolsonaro. Espero que nadie en nuestro país salude un triunfo electoral democrático como el que pone en primer lugar a Bolsonaro. Lo insólito es que ese voto democrático pone en juego la democracia del país norteño. Preocupa la campaña de desprestigio de la democracia, ya que permite que personajes como estos puedan ser gobernantes. Si se deja de creer en las estructuras políticas como soluciones a los problemas caemos en la aparición los Bolsonaro”.

En torno a la influencia de pastores evangélicos el dirigente de la central sindical destacó que “acá también los subestimamos. Los creyentes defendemos en Uruguay la decisión laica que tenemos y eso es producto del batllismo de principio del siglo XX. La iglesia puede tener mucha influencia en sectores del país y no le dice a la gente el partido o candidato que debe votar. Esto no pasa en el movimiento evangélico. Hemos escuchado al pastor Márquez frases que son alucinantes por ser fantasmagóricas: `a un niño no se le puede enseñar educación sexual´. Algo que es de principios del siglo XVIII. Esto, que parece menor, genera una preocupación que muchos padres asumen como la verdad revelada. Lo peor es que el sistema político descuida esta forma de actuar y no define normas que llevan a debilitar al sistema político, o sea a la democracia. Soy cristiano y respeto todas las religiones, pero este tipo de políticas evangélicas minan la democracia”.

Gol de media cancha

Pereira se mostró sumamente satisfecho porque se aprobó la ley de insolvencia patronal y esto es “un gol de media cancha. Después de más de 10 años de lucha logramos que se cubran las deudas que las empresas tienen cuando cierran o desaparecen. Se debe indicar que en buena parte del mundo esta ley ya existe desde la década del ´60. El pago se realiza a partir de un fondo que crean las empresas y que significa un aporte del 0,025%. Y, estoy convencido que si el mismo debe ser más, hay que reclamarlo. No podemos admitir que el quiebre de una empresa lo pague el más débil, el trabajador”.

Subrayó el Presidente del PIT-CNT que la ley “es un aporte a la democracia y por eso hay que festejar la aprobación de esta norma. El objetivo no es que cierren las empresas, el objetivo es que si por cualquier problema deben cerrar los trabajadores puedan cobrar los haberes y beneficios que les corresponden. Por eso el movimiento obrero lo debe festejar como un logro, como muchos de los que hemos obtenido en los últimos años, ya que es un gol de media cancha. Sobre estos temas como central tenemos un debe, no destacamos o divulgamos de la mejor manera las conquistas históricas que se han logrado en todo este tiempo. El movimiento sindical tiene muchos logros para mostrar, hacemos un gol y no lo gritamos. Por eso hoy podemos decir que nuevamente realizamos un gol de media cancha. Nos quedan muchas cosas por lograr, pero hay que festejar lo que se consigue en defensa de la justicia social, del país de derecho y más democrático. Si queremos ir en la dirección del país productivo con justicia social y desarrollo democrático debemos seguir buscando normas que protejan a los más débiles”.

Modificado por última vez en Miércoles, 10 Octubre 2018 00:21
Inicia sesión para enviar comentarios