Empleo de calidad; compromiso y desafío del movimiento sindical

Miércoles, 03 Octubre 2018 23:24
Valora este artículo
(1 Voto)

La creación de puestos de trabajo de calidad, que contemple a la totalidad de quienes están en condiciones de integrar el sector laboral del país, es el gran desafío del Uruguay y de la región. De 2008 hasta hace algunos años atrás se crearon 300.000 puestos y en estos últimos tiempos se perdieron unos 45.000. Si bien el saldo es positivo, el movimiento sindical desde hace años está proponiendo la creación de un Consejo Superior de Trabajo, si bien el nombre es lo de menos, en el cual se definan estrategias de futuro que permita un empleo de calidad en los sectores que se prioricen. Donde tanto el sector público como el privado inviertan en él.

Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT, le reconoció al Portal que el movimiento sindical está ante un gran desafío y “depende de la acciones que lleven adelante los sectores empresariales, el gobierno y el PIT-CNT que el Uruguay del futuro cuente con un plan laboral y de inversión que genere más puestos de trabajo. Partiendo de la elección de a dónde van los recursos y como se capacita a la gente”.

El dirigente de la central obrera recordó que “siempre fue prioridad para el movimiento sindical fue el trabajo. Cuando el sindicato metalúrgico (Untmra) propone la disminución de la semana laboral de 48 a 44 horas está pensando dos lógicas posibles: la principal es que se hace para mantener todos los puestos laborales en el sector metalúrgico y la otra apunta a que con ese tiempo libre se puede construir trabajo. En un libro de Enrique Iglesias, que se llama Reflexiones, en el capítulo quinto se pregunta cuanto trabajo puede dar la cultura. Para llegar a la conclusión de que la cultura brinda trabajo. Esto es así, ya que en la medida que existe más tiempo libre y si la política es socializar a las personas se deberá invertir en el cine, teatro, danza, el ballet, deporte o cualquier actividad que sea recreativa. Por lo que, generar condiciones para que el trabajo sea una herramienta que de salario, mejores condiciones laborales y capacitación, también implica el saber que se podrá hacer con el tiempo libre. El sindicato metalúrgico, en cierta medida, ha logrado colocar este tema en la agenda”.

Subrayó Pereira que no se trata solo de rebajar la carga horaria “para trabajar menos, lo que se quiere es que haya puestos laborales para todos. Esto, más tarde o más temprano, es una discusión que tendrán que dar todas las ramas de actividad. Donde existe inclusión científica – tecnológica tendrá que darse la discusión de reducción de la carga horaria. Sabemos que la fórmula que se aplique no será para todas las ramas iguales, habrá decenas y decenas de fórmulas, tantas como negociaciones hayan”.

Para el Presidente del PIT-CNT “si existe inversión estatal sería muy bueno que se discuta en donde se hará para generar una mayor cantidad de empleo. Si hay inversión privada también se debe ver en donde se está dando y si el sector cuenta con el número necesario de personas capacitadas. En caso de que no existe la suficiente mano de obra capacitada se deberán llevar adelante cursos que permita satisfacer ese mercado laboral. Queremos que se apoye la capacitación integral del trabajador, ya que cada vez más se necesitan nuevas herramientas para llevar adelante un trabajo consciente. A esto le tenemos que agregar la importancia que tiene pensar en la creación de puestos laborales para los jóvenes. Si pensamos en el trabajo también deberemos pensar en las tercerizaciones. Hoy vemos como los sindicatos madres defienden a los trabajadores tercerizados, porque no queremos que esa sea la vía del ajuste salarial y otras condiciones de trabajo que generalmente afecta a los jóvenes. Todo esto lo planteamos como parte del factor humano e integrador en la sociedad, no sólo como un factor de ingreso económico. La idea es que los jóvenes se puedan insertar en la sociedad, en la salud, etcétera. No podemos perder la referencia de que el sindicato es la herramienta para transformar la sociedad”.

Consejo Superior de Trabajo

Pereira reclamó la creación del Consejo Superior de Trabajo (CST), “si bien el nombre es lo de menos”, donde técnicos de empresarios, gobierno y el movimiento sindical analicen “como se construye empleo en el Uruguay, cuál debe ser la inserción internacional, cuales son los ingresos de ciencia y tecnología, cual es la matriz productiva, que valor agregado tendrán los productos, que impulsos se le darán a los sectores dinámicos, entre otros puntos. Discutir todo esto a la luz de fundamentos técnicos y políticos le daría al Uruguay una herramienta de diálogo social y que más preocupa a la gente. Entiendo que en 10 años, más o menos, se construyeron 300.000 puestos de trabajo y en los últimos tiempos se perdieron 45.000, por lo que el saldo neto estará en el mantenimiento de unos 250.000 puestos. De todos modos, el que pierde el trabajo está perdiendo la seguridad familiar y para él es todo. Ante todo esto es que consideramos imprescindible construir esta herramienta para construir empleo de calidad”.

El Presidente del PIT-CNT afirmó de manera contundente que el CST no se debe instalar o formar parte de los Consejos de Salarios. El Consejo de Salario en sí mismo genera “un ambiente tenso, ya que se discute salario, condiciones de trabajo y temas que de discusión. Los empresarios quieren utilizar este organismo y nosotros sostenemos que debemos ubicar el intercambio del trabajo de fututo en otro ambiente, para sacarlo de toda tensión y se convierta en un organismo técnico y creativo. Que esté pensando en la creación de trabajo a corto, mediano y largo plazo. Se debe crear un diálogo permanente sobre el empleo, por lo que el organismo podría bien llamarse Diálogo Social por el Empleo. El problema es el trabajo y en la agenda sindical debe estar reflejada la propuesta que realizamos para generar nuevos puestos laborales”.

Pereira subrayó que el tema laboral va más allá de los trabajadores y afecta a toda la sociedad. “El conjunto de la sociedad debería darle prioridad a este tema, en especial los empresarios y el gobierno. Debemos reconocer que el gobierno comparte nuestra preocupación y se está encontrando con la traba de no poder crear el ámbito de discusión técnica y política”.

Indicó el dirigente de la central obrera que la perseverancia “es una de nuestras herramientas y a la prueba está que esperamos 10 años para que el próximo martes 9 del corriente se vote en el Parlamento la ley de insolvencia patronal. Esperamos que las barras estén colmadas de trabajadores, ya que estamos ante un muy importante logro y que beneficiará a quienes un día se encuentran con que el dueño de la empresa se fue y no pueden cobrar nada de lo que se les adeuda: salario, licencia, aguinaldo, etcétera. Vamos a seguir trabajando en el tema de la creación de trabajo, es uno de los principales del movimiento sindical”.

Salarios menores a $ 20.000

Pereira también priorizo la lucha por el incremento de los salarios de $20.000 que hoy reciben miles y miles de trabajadores. “En este país con ese salario no se puede vivir. Por eso dar un salto de calidad en este sector es muy importante e imprescindible”.

El otro tema mencionado por el dirigente del PIT-CNT es el reclamo de un mayor gasto en la niñez. “Hoy tenemos el doble de niños pobres, dentro de la cantidad de pobres que existen en el país, estamos hablando del futuro. No podemos conformarnos con que en el 2004 el número de pobres era mayor. Esto significa que los partidos políticos y las organizaciones sociales prioricen mayor inversión a la hora de atender la niñez. La diputada (Cristina) Lústemberg plantea un proyecto de ley que tiene como centro la atención de la niñez en el Uruguay. Sobre todo se refiere a la niñez en situación de vulnerabilidad y pobreza. Este proyecto puede convertirse en el puntapié inicial para atender a este sector y ello recoge mi sensibilidad”.

“El reclamo de un mayor impuesto a quien tiene más no puede seguir siendo un tabú. No queremos una campaña electoral donde todos los candidatos digan que no habrá más impuestos. Esto significa que los partidos se aten las manos y luego no puedan reclamarle un mayor aporte a quienes más tienen. No queremos gravar a los más débiles, por el contrario, somos los que más aportamos en términos reales. La idea es construir condiciones para que los sectores más poderosos de la sociedad hagan un aporte mayor al que realizan ahora. Si el 20% de los uruguayos más ricos se quedan con el 43% de la riqueza, de acuerdo a lo que nos dicen los compañeros que nos asesoran, y el 20% más pobre se queda con el 8% de la riqueza, nos encontramos lejos de una sociedad social. Muchos dirán que somos el mejor país de América Latina en el tema de la distribución y esto no debería conformarnos. Debemos apuntar a una sociedad igualitaria y esa es la bandera del movimiento sindical”, destacó el Presidente del PIT-CNT.

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Octubre 2018 23:32
Inicia sesión para enviar comentarios