La lucha sindical cuenta con el apoyo del Papa Francisco

Viernes, 01 Diciembre 2017 15:53
Valora este artículo
(4 votos)

Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT, junto a más de 300 dirigentes del sindicalismo mundial participó el jueves 23 y viernes 24 de noviembre en un encuentro que se realizó en el Vaticano y donde el Papa Francisco dio a conocer la encíclica. El tema central analizado fue la importancia que tiene el movimiento obrero organizado a la hora de buscar una mayor justicia social en el mundo. “Es muy importante que un líder global, como lo es el Papa Francisco, tome posición en favor de los sindicatos. Esto resulta significativo y es un llamado a quienes ven a las organizaciones obreras como sus enemigos. El mensaje le llega a religiosos y a quienes no lo son, por la personalidad y prestigio que tiene en el mundo”.

El presidente del PIT-CNT reclamó que otros líderes globales de la magnitud del Papa apoyen la importancia de los sindicatos en la construcción de la justicia social. “Qué apoyen a los sindicatos porque es posible darle voz a quienes no la tienen. Darle ese peso social a nivel planetario a los sindicatos es muy fuerte, y más viniendo de un líder de la iglesia como lo es el Papa. Lo que quedó claro en la reunión que se realizó en el Vaticano el apoyo explícito hacia los sindicatos. También se entendió que donde hay sindicatos fuertes los trabajadores y la población en general tiene mayores derechos. Por lo que, se está construyendo una sociedad más justa, igualitaria y con mayores derechos. Donde el ser humano esté en el centro de la escena y no sea san dinero. Un invento, san dinero, que ha concentrado tanta avaricia y necesidad de cosas que no se precisan”.

Durante la reunión los sindicalistas del mundo intercambiaron posiciones en torno al desarrollo del trabajo del futuro, “teniendo en cuenta que el ser humano es el centro de ese desarrollo. El objetivo es determinar como el desarrollo científico mejora la cantidad de años y la calidad de vida de las personas. La defensa del empleo es algo crucial, teniendo en cuenta que ocho ciudadanos en el mundo tengan la misma riqueza que la mitad de la población mundial. El hecho de que los sectores marginados no accedan a la educación, a la cultura y a la inserción social es un flagelo planetario”, recordó el Presidente del PIT-CNT.

Pereira agregó que ante este panorama mundial se ha establecido en el Vaticano que el “movimiento sindical se ha convertido en la voz de los más débiles. Por lo que se convierte en una expresión potente de los reclamos sociales para que los cambios sean a favor de la gente y no se convierta en mayores ganancias para unos pocos. Los cambios tecnológicos deben servir para que la jornada laboral sea menor y que las mayores ganancias contribuyan a la seguridad social de los países. Quedó claro (en la Santa Sede) que no se puede permitir que en el mundo existan familias ricas con gran concentración de la riqueza mientras existen miles y millones de personas que no acceden a más de un dólar por día”.

Destacó el dirigente del movimiento sindical uruguayo que la encíclica laudato si´ coloca todos estos temas sobre la mesa. Además, “coloca el cuidado del medio ambiente, el cuidado del hábitat donde los humanos convivimos”.

Pereira indicó que en el encuentro participaron dirigentes sindicales del mundo, cardenales y religiosos. Se trató de un intercambio, básicamente con el cardenal Peter Turkson, Prefecto del Discaterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, y el movimiento sindical mundial. Se tenía prevista una reunión con el Papa Francisco, quien daría el mensaje final, el cual igual se brindó, pero tuvo que partir a Bangladesh por una serie de incidentes que se registraron en ese país.

“La reunión en el Vaticano dejó mucho contenido sobre el avance científico y el trabajo del futuro. Existe preocupación en torno a que el avance no concentre riquezas en pocas manos y se pueda llegar a una distribución más justa. El encuentro fue muy importante para católicos y para quienes no lo son por el contenido de la discusión y el resultado de la misma”, destacó el dirigente de la central sindical.

Pereira fue categórico a la hora de recordar que “se pone en cuestión, ni más ni menos, que la propiedad privada al señalar que a los pobres hay que darles lo que le pertenece. No se trata de una caridad, se trata de brindarle lo que le pertenece. Esto significa, desde todo punto de vista, que algunos tienen lo que no les pertenece, que es lo que le pertenece a los pobres. Ojalá todos los líderes globales se expresaran de esta manera. Más allá de que en otros temas se puedan tener discrepancias profundas, o no tanto, con él Vaticano”.

 

 

Se adjunta encíclica laudato si´:

Modificado por última vez en Lunes, 04 Diciembre 2017 19:47
Inicia sesión para enviar comentarios