Pereira: “Vivimos en un país muy diferente y lo vamos a defender”

Valora este artículo
(0 votos)

Fernando Pereira, Presidente del PIT-CNT, le realizó al Portal un balance de lo sucedido durante 2018 y definió algunas líneas de perspectivas para el año que recién comienza. Sostuvo que el resultado final es “agridulce”, reconoció que se vive en un país diferente y adelantó que el movimiento sindical va a defender los logros que aseguran una mejor calidad de vida de los uruguayos.

El dirigente de la central sindical destacó que los mojones más importantes fueron los Consejos de Salarios y la Rendición de Cuentas. A esto “le sumamos la lucha del movimiento obrero por la democracia a través de un llamado a su defensa en Uruguay y América Latina. Se llevaron adelante una serie de movilizaciones y actividades durante 2018 muy importantes. Otro punto trascendente es la inauguración del Hotel Parador Punta Gorda del PIT-CNT, ubicado en el Rincón de Darwin – Colonia. Este emprendimiento está instalado en una zona fantástica y donde están asistiendo centenas de personas por semana para disfrutar de un bien que es de todo el movimiento sindical. Este espacio fue cedido por el Ministerio de Turismo y en el mismo se debió invertir mucho en la reforma de la infraestructura, pero hoy se puede disfrutar de un lugar paradisíaco”.

Subrayó Pereira que al cierre del 2018 se puede comprobar que por decimocuarto año consecutivo se registra un sostenido crecimiento salarial. “Esto no es un tema menor, si bien no tendremos el crecimiento de otros años, el hecho de que el salario siga creciendo es algo vital para los que tienen menores ingresos puedan mejorar sus condiciones de vida. Pasamos un año en el cual le hemos dado mucha atención al empleo, teniendo en cuenta que el producto bruto va creciendo y no es acompañado por el crecimiento de puestos de trabajo. Por esta razón, tenemos que prestarle mucha atención al trabajo del futuro, a la inversión y como se construye el trabajo en Uruguay”.

En torno al trabajo del futuro el Presidente de la central sindical recordó que “hace tiempo ya hemos propuesto la creación de un espacio en el cual el gobierno, las Cámaras empresariales y el PIT-CNT puedan, fuera de la tensión que se genera durante los Consejos de Salarios, discutir estrategias para construir trabajo en el país. De esto depende el futuro del Uruguay, ya que tendremos planes a largo plazo en materia de la creación de puestos laborales”.

A modo de síntesis Pereira señaló que “ha sido un año difícil y no existió el crecimiento salarial de otros años. Pero, al mismo tiempo fue un año que dejo de manifiesto la máxima que tenemos: cuando las cosas van bien la negociación colectiva es importante; pero cuando las cosas se desaceleran la negociación es mucho más importante. En este caso el movimiento sindical priorizó el tema del empleo y el de los salarios menores a $ 20.000. Aquellos que auguraban una altísima conflictividad en relación a otras rondas de Consejos de Salarios le podemos decir que se equivocaron, no porque el movimiento sindical no haya realizados conflictos. Se llevaron adelante durante 2018 muchos conflictos y varios paros parciales o generales. Las medidas se fueron administrando a fin de atender a los sectores que tenían más dificultades, como los que tienen a más trabajadores ‘veintemilpesistas’. En esta línea nos movimos y la mayoría de los convenios colectivos, más del 80%, fueron a partir de acuerdo de las partes. El balance es que nos dejó mucho aprendizaje y temas, como el de género, que se debe priorizar en la agenda de 2019”.

Sobre este tema afirmó el dirigente del PIT-CNT que la negociación del futuro “no puede limitarse sólo al crecimiento salarial, ya que debe contener temas que nos permitan avanzar en otras direcciones; como son los fondos sociales, discusión sobre la jornada laboral, productividad y temas que mejoren la calidad de trabajo”.

Cambio revolucionario

Consultado Pereira sobre cómo se encuentra el movimiento sindical para el año electoral que se inició, subrayó que “hay muchos análisis que tienden a señalar que durante estos últimos años no ha pasado nada. A estos análisis facilistas no me subo ni por un momento. Si uno piensa que hoy en Uruguay podemos contar, para beneficio de los trabajadores, con una ley de negociación colectiva, de libertad sindical, de tercerizaciones, de responsabilidad penal empresarial, con un fondo de garantía de insolvencia patronal y que hoy negocian en el Uruguay más del 90% de los trabajadores; podemos decir, desde el punto de vista de las relaciones laborales, que el cambio fue revolucionario”.

Agregó el dirigente de PIT-CNT que “si vemos que hay índices que han mejorado sustancialmente. No sólo porque lo muestren las revistas o analistas internacionales, sino porque cualquier persona que lo analice con responsabilidad sabe que ha mejorado el tema de la mortalidad infantil, el PBI per cápita, el gasto por alumno en primaria, secundaria y terciaria, se ha aumentado el gasto social, etcétera. Queda mucho por hacer, pero decir que en el Uruguay no pasó nada es algo absurdo. De la misma manera que se dijera que todo se ha resuelto. Si aún quedan personas por debajo de la línea de pobreza y muy pocos por debajo de la indigencia, o quienes no acceden al patrimonio social para adquirir los conocimientos adecuados no se puede decir que todo está bien, también sería absurdo”.

Con el fin de reafirmar su posición Pereira sostuvo que “si pensamos en el Uruguay del 2002 y vemos el 2018 comprobamos que son dos países totalmente distintos. Vivimos en un país muy diferente y lo vamos a defender ante cualquier gobierno”.