XVIII Congreso de la FUS ratificó línea política y rechazó intentos divisionistas

Lunes, 23 Abril 2018 21:23
Valora este artículo
(2 votos)

Jorge Bermúdez, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y miembro de la dirección de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), le afirmó al Portal que el XVIII Congreso de la FUS reafirmó de forma contundente la línea política y estratégica que se viene llevando adelante. De forma drástica, además, rechazó “los intentos divisionistas que desde afuera de la organización sindical vienen llevando adelante integrantes del Partido Nacional (PN)”.

El dirigente de la FUS, sin poder disimular el cansancio de cuatro días de intenso trabajo, sostuvo que culminó un Congreso muy importante y en el cual participaron más de 650 delegados de todo el país en representación de los más de 33.000 afiliados. En el encuentro se definió la posición que la FUS llevará a la próxima ronda de Consejo de Salarios y que establece que la salud privada es “un sector dinámico, de acuerdo a lo planteado por el Poder Ejecutivo, y que el convenio a firmar debe tener una duración de 24 meses; en el primer año al ajuste reclamado es del 8.5% y en el segundo año de un 8%. En este proceso, además, se considerará la situación de los salarios sumergidos en el sector y se reclamará que el salario mínimo líquido sea de $20.000. A esto se le suma que el salario de los trabajadores acompañe de forma paralela el crecimiento de la economía, algo que ya se dio en el convenio firmado en 2015, y que se plantee una cláusula de salvaguardia para el caso de que la inflación supere el 8%. El sistema de salud privada, incluso, maneja fortunas y sin embargo afirman que no son un sector dinámico. Lo que decimos es, si son un sector en problemas en lugar de dar aumentos salariales van a terminar pidiendo que le presten plata”.

Subrayó Bermúdez que también se estableció un plan para mejorar las condiciones laborales. A esto se le suma, “lo que es una definición clara de la FUS y que se plasmó en un documento de 19 puntos que se le entregó al ministro Jorge Basso el 27 de julio del año pasado. En este material se apunta a profundizar el Sistema Integrado de Salud (SIS) y consideramos que en este tiempo que le queda al gobierno del Frente Amplio (FA) se debe profundizar la reforma. Una reforma que es la más importante de este gobierno por su carácter de integración y democrático que tiene”.

El dirigente de la FUS afirmó que “no es menos importante que todo lo demás la formación sindical. Estamos dando los primeros pasos para la formación de los relevos de cambio que naturalmente deben sucederse. Debemos reconocer que en el Congreso que acaba de culminar se han integrado a la dirección jóvenes de gran parte del país. Junto con la capacitación sindical los trabajadores deben de tener una capacitación más profunda a fin de que les permita, una vez culminada, tener un sentido de pertenencia a la organización y una visión profunda del papel que cumple el trabajador de la salud en la sociedad uruguaya. Lo más importante para mí y para el Congreso es poder pensar una FUS para dentro de 10 años”.

Bermúdez le dio mucha importancia a la formación debido a que “se debe tener una política estratégica ente la ofensiva neoliberal y de la derecha que casi de forma histérica sostienen que hay que irse de Unasur, Mercosur, etcétera. Es lamentable escuchar hoy declaraciones de (Luis) Almagro, que lamentablemente es uruguayo. Cuando viajo al exterior en representación de la FUS me duele en el alma que me digan que el Secretario General de la OEA es Almagro. En realidad es un canciller del ministerio de las colonias de Estados Unidos (EEUU), porque eso es la OEA, y no entiendo que tenga una actitud tan lacaya hacia el gobierno norteamericano. La FUS es históricamente antiimperialista y por eso ha definido que el enemigo principal que lleva adelante la ofensiva neoliberal y conservadora busca un gobierno de las clases dominantes. Estamos ante el enfrentamiento de dos proyectos de país contrapuestos. Nosotros estamos con el proyecto del conjunto del movimiento sindical, del conjunto del campo popular y en favor de seguir avanzando por los caminos de los cambios que comenzaron en 2005. Donde la distribución de la riqueza cada día sea más profunda”.

Nuevas autoridades

El XVIII Congreso de la FUS eligió a su nuevo Consejo Central y este organismo, que se reunirá en los próximos días, será el encargado de determinar la integración de la nueva dirección que actuará entre el 2018 y 2021. Por una muy importante mayoría se ratificó lo actuado por la dirección anterior en materia de conducción sindical, política y del trabajo concreto desarrollado durante el pasado período. Además la nueva dirección cuenta con integrantes jóvenes y muchos de ellos son del interior del país, como Salto, Rivera, Artigas y Soriano.

Bermúdez afirmó que “la dirección electa tiene la tarea de seguir fortaleciendo al gremio, nada más y nada menos, que llevar adelante la próxima negociación colectiva. Si sigo siendo el Secretario General de la FUS lo resolverá el Consejo Central. Lo que pudo señalar es que estoy orgulloso de la federación que existe y estamos convencidos que estamos armando una organización con visión de futuro para los próximos 10 años. Hoy ya pasaron los debates intensos y acalorados, todo lo que forma parte de la democracia interna que existe en el gremio de la salud. Lo que demuestra que la democracia sindical en la FUS goza de muy buena salud. Como decía ese gran hombre vinculado a la política del Uruguay, el general (Liber) Seregni, ahora hay que pensar en la mañana siguiente”.

Blancos atacan unidad de la FUS

Durante su charla con el Portal Bermúdez rechazó “plenamente, los intentos divisionistas que viene de afuera de la FUS y que atentan contra la unidad del movimiento sindical en su conjunto. Hay quienes andan llorando por distintos rincones del país y que no sabemos quiénes los financian. Incluso salen al exterior y no sabemos quienes le pagan los pasajes y la estadía. Estas personas son recibidas por los agentes políticos de la derecha, por ejemplo la diputada Gloria Rodríguez del PN, el senador Álvaro Delgado (PN), y por sectores enteros del PN. Si entienden que su enemigo es la FUS nosotros le vamos a decir a esta dirección del PN, no al PN de Saravia o de Wilson, que no nos quebrarán. Le decimos a la dirección del PN oligárquico y totalmente consustanciado con los espacios del poder que buscan trancar la negociación colectiva, que se encontrarán con una firme oposición sindical”.

El dirigente sindical informó que “fuimos muy cuidadosos hasta ahora, pero el XVIII Congreso elaboró declaraciones concretas en este sentido. La FUS, con sus 53 años de vida, no admitirá ninguna cuña en contra de la histórica unidad. En el marco de la unidad, todo; por fuera de la unidad, un bloque cerrado de trabajadores”.

Modificado por última vez en Lunes, 23 Abril 2018 22:26
Inicia sesión para enviar comentarios