La FUS se moviliza “Para que los cambios no se detengan”

Martes, 31 Octubre 2017 23:48
Valora este artículo
(1 Voto)

La Federación Uruguaya de la Salud (FUS) realiza mañana miércoles un paro parcial de 8 a 15 horas en reclamo de que “los cambios no se detentan” y que la participación de usuarios así como de trabajadores sea como “ya lo establece la ley”. Hoy “existen voceros del sector de Luis Lacalle Pou, como lo es el senador Álvaro Delgado, que propone estudiar cómo aplicar una reforma laboral como la de Brasil”.

Jorge Bermúdez, Integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y Secretario General de la FUS, le informó al Portal que mañana en Montevideo y el área metropolitana los trabajadores de la salud privada paralizarán sus actividades entre las 8 y las 15 horas, En el interior, en tanto, la detención de acuerdo a las características de cada lugar. “Lo que podemos destacar desde ya es que más de 200 compañeros del interior confirmaron que se trasladarán a Montevideo para participar de la movilización, a pesar de la detención en el transporte interdepartamental. Esto deja claramente en evidencia la importante integración que existe entre los trabajadores de la salud privada en todo el país, algo que nos enorgullece porque muestra que somos una federación nacional de verdad”.

En el marco de esta detención se realizará una concentración a las 9 horas en el Obelisco y luego se realizará una marcha hasta el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), donde a las 11 horas se realizará la parte oratoria.

El dirigente del movimiento sindical destacó que existen dos motivos elementales para llevar adelante el paro parcial y la movilización del miércoles. “En primer lugar está la defensa de nuestro convenio colectivo firmado en setiembre de 2015. El cual se produce en medio de un conflicto muy fuerte y que duró varios meses. Ya el año pasado fuimos a un conflicto para que se cumplieran los cursos de capacitación que estaban establecidos y  acordados en el convenio. Esto determinó que hoy 56.000 trabajadores no médicos de la salud privada estén realizando curos de forma online. Este año, en tanto, se debe cumplir con la fijación de las nuevas categorías laborales que hay en el sector, las cuales hoy no están ubicadas en el laudo grupo 15 y por eso reclamamos su actualización”.

De acuerdo al convenio de 2015 se tenía que definir las nuevas categorías laborales en la salud a fin de definir los cargos y el salario correspondiente. Luego de un trabajo importante se logró describir más de 30 de nuevas categorías y que involucran a más de 3.000 personas. “Pero, ahora nos encontramos con que las empresas nos dicen a la hora de fijar los salarios que no tienen recursos. Las mismas instituciones que fijan para los administradores, o sea ellos, salarios de más de un millón de pesos por mes, que tienen a los pacientes unas seis horas para atenderlos en emergencia, y que hacen esperar hasta seis meses a un afiliado para que lo atienda un especialista, que tienen tickets y órdenes distintos en cada una de ellas, son las que hoy dicen que no tienen plata. Esto lo dicen, además, cuando en la historia del sector privado han recibido tanta plata a través del Fondo Nacional de Salud, el cual se creó a partir del Sistema Nacional de Salud”, indicó el sindicalista.

Bermúdez sostiene que esta prédica se instala en “un momento político puntual, en el cual la patronales y voceros políticos que representan sus intereses, como el senador nacionalista Álvaro Delgado,  proponen estudiar cómo aplicar una reforma laboral como la de Brasil. Los uruguayos debemos tener claro que la reforma laboral de Brasil significa la pérdida de derechos laborales de los trabajadores. Esta reforma está sustentada por la dictadura de (Michel) Temer. El PIT-CNT define bien en su política de acción que estamos ante una ofensiva neoliberal y en la salud eso es un ejemplo”.

Reforma de la salud

Explicó el Secretario General de la FUS que el segundo tema principal de la movilización es la reforma de la salud. “Nunca recibieron tanto dinero las instituciones, pero nos encontramos con que los controles sobre en que se invierten son muy lentos. Desde el año pasado estamos pidiendo que se auditen las instituciones privadas a fin de que la población sepa que hacen con el dinero. Se debe reconocer que la Junta Nacional de Salud funciona mal y ya lo hemos manifestado. El gobierno habla de la segunda generación de la reforma y nosotros no sabemos qué es eso. Se debe avanzar en la profundización de la salud y para ello se debe contar con el apoyo de los sectores populares. Esto es avanzar en democracia. Por eso nuestra consigna hoy es que los cambios no se detengan”.

Bermúdez fue categórico al exigir que tanto el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, como el presidente del Frente Amplio (FA), Javier Miranda, deben dar respuesta a la solicitud de entrevista que hace algún tiempo le hizo la FUS.

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Noviembre 2017 00:11
Inicia sesión para enviar comentarios